Radicalización a medias en el centro de Maracay

Luego que el pasado 5 de junio a través de una alocución transmitida en cadena nacional, la vicepresidenta de la República Delcy Rodríguez anunciara la aplicación del sistema 7+7 de radicalización, el país se ha mantenido hasta el presente con dicho modelo para ir avanzando en cuanto a la prevención del coronavirus.

Loading...
centro de
La avenida Miranda estuvo poco transitada el día de ayer

En este sentido, los maracayeros han acatado dicha disposición gubernamental, estableciendo una programación para realizar sus diligencias en tiempo de flexibilización, y estar un poco más restringido en la semana de radicalización.

Sin embargo, hay otros que de igual manera salen a las calles en tiempo de radicalización total, destacando que es la única manera de poder producir y trabajar en tiempos de pandemia.

De esta manera, Lilian Domínguez resaltó, “aquí existe una radicalización entre comillas en la semana de cuarentena radical, es cuando la gente se vuelca más a las calles, hay movimiento de transeúntes, se aplica el dicho que dice “lo prohibido es más tentador”.

Por otro lado, Isabel Castellanos destacó “las semanas de cuarentena y de radicalización son iguales, los negocios que no tienen permiso están abriendo, pero con la excusa de que venden alimentos, los únicos que están cumpliendo la radicalización son los entes gubernamentales, que haya o no flexibilización laboran 3 días a la semana”.

Asimismo, Jenny González indicó, “es difícil encerrar a la gente y más es una situación de crisis que estamos viviendo, muchas personas salen es por la necesidad de adquirir alimentos, trabajar y producir, pero en lo que respecta a la radicalización como tal si se cumple en cierta parte”.

Entre tanto, la semana de radicalización se ha cumplido con las ya acostumbradas escalas de las camionetas de pasajeros que van de un municipio a otro, así como del cierre de los locales comerciales no priorizados.

POCAS PERSONAS EN EL BOULEVAR

Por otra parte, uno de los sitios más concurridos por las personas es el centro de Maracay, donde se concentra la mayor cantidad de transeúntes en semanas flexibilizadas.

No obstante, en esta semana de radicalización casi a horas del mediodía iba disminuyendo considerablemente el número de personas, así como el tránsito vehicular más que todo de las camionetas por puesto.

Entre tanto, las autoridades policiales de distintos organismos de seguridad se apostaron en las calles y avenidas restringiendo el paso vehicular, más que todo en los límites entre los municipios, donde sólo tenían acceso carros gubernamentales y personas con salvoconducto.

Asimismo en las tiendas donde expenden alimentos y productos de primera necesidad las personas estaban haciendo colas para ingresar a las mismas, tomando en algunas ocasiones el distanciamiento social y bajo las medidas de prevención.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...