Padre Francisco Ynsúa se despidió de la feligresía del municipio Ribas

Tras por lo menos doce años en el municipio Ribas, llevando la fe católica a todos los rincones de las cinco parroquias de la entidad, el padre Francisco Ynsúa se despidió de la feligresía del eje Este del estado Aragua, agradeciendo su compañía y respaldo en todo su tiempo desplegando amor y fe a Dios, a su Hijo Jesús y a su Madre María.

Loading...
Padre de
Vista externa de la Iglesia Matriz Nuestra Se–ora de Guadalupe, La Victoria, Edo. Aragua. Venezuela. La Victoria, Julio, 15 del 2010. Jimmy Villalta

Y es que a través de una conversación con los medios de comunicación de esta parte del estado Aragua, manifestó su alegría por formar parte del municipio José Félix Ribas y sus municipios adyacentes, quienes participaron en las diferentes actividades donde se derrochó amor y compromiso con la región, inicialmente por cuatro años en la parroquia de La Mora y posteriormente ocho años en la comunidad Nuestra Señora de Guadalupe.

“Hoy asume el nuevo párroco de esta comunidad eclesiástica Nuestra Señora de Guadalupe, el padre José Miguel Vargas. Mi misión en medio de ustedes llega a su fin, aquí en esta heroica ciudad de La Victoria, Ciudad de La Juventud. Quiero agradecer por estos 12 años, a todos aquellos que me ayudaron y acompañaron. A todos aquellos que me hicieron el camino fácil. Para mí ha sido un honor servirles, un privilegio haber compartido la fe, gracias por las enseñanzas y si alguna vez cometí algún error quiero pedir perdón, pero siempre con el corazón en vivo, en manifiesto, siempre tuve la intención de predicarles a Jesucristo vivo y resucitado y con ustedes caminar al encuentro del Señor”, manifestó Ynsúa.

Del mismo modo, informó que ahora su camino se dirige hacia el municipio Sucre, específicamente en la comunidad Nuestra Señora de Fátima, en Fundacagua. “Quiero pedirles que oren por mí en este nuevo camino, por la comunidad. Recen por su nuevo párroco y caminemos juntos siempre con la enseñanza al encuentro del Señor. Muchas gracias a todos y cuenten siempre con mi oración y mi bendición. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.

Vale destacar que las autoridades del municipio Ribas, dirigidas por la alcaldesa Sumiré Ferrara, realizaron un evento de despedida al párroco Francisco Ynsúa, donde se le entregó la Orden Ciudad de La Victoria, la Imagen de La Virgen de Belén y con ella la de los Monolitos del monumento de la Juventud, símbolo de la jurisdicción donde se desempeñó como máxima autoridad de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...