Estilistas del eje Este perciben pocos ingresos

Esta semana los salones de belleza del eje Este aragüeño nuevamente volvieron a recibir a sus clientes, en el marco de la flexibilización ampliada, sin embargo dueñas y encargadas de estos sitios aseguraron que el esquema 7+7 no les es del todo rentable, ya que la demanda en sus servicios han mermado y los horarios no les permiten atender a la clientela como antes, consiguiendo que busquen otras alternativas.

Loading...
eje Este

Las peluquerías no perciben la misma cantidad de clientes al trabajar sólo una semana

Y es que según, muchas estilistas de los municipios Ribas, Bolívar, Revenga, Tovar y Santos Michelena, no han comenzado a agarrar forma con los servicios que prestan, cuando ya deben parar por una semana, lo que representa que los clientes se las ingenien para mantener su imagen, ya sea de la mano de peluqueras a domicilio o de ellos mismos.

“Este cronograma no sólo le acorta los horarios, sino que no nos permite tomar las riendas y ofrecer los paquetes, es decir, captar las clientes con ofertas, porque cuando ya vamos a arrancar, nos toca cerrar. No nos mantenemos y más quienes tenemos locales y debemos cancelar alquiler y demás servicios”, mencionó Rosana Campos, peluquera de Revenga.

Carmen Teresa Romero, encargada de una peluquería en La Victoria agregó: “Antes atendíamos veinte o treinta clientes sólo en un fin de semana en la peluquería, ahora cuando mucho 6 semanales, porque no tenemos chance, ya que tenemos que tener las normas y no podemos mantener clientes en los locales, entonces atendemos por días. Es necesario, que se aplique un esquema que nos permita trabajar un poco más, porque nosotras también tenemos familia que mantener”.

Ahora bien, el panorama que viven estas personas en los centros comerciales es más complicado, porque los clientes optan por acudir a los locales que no estén en estos lugares, trayendo como consecuencia pérdidas considerables para el gremio de estilistas que trabajan allí.

“Ahorita arreglarse en sitios de belleza al parecer está quedando a un lado, porque la cuarentena ha logrado que muchas personas en su tiempo libre aprendan a arreglarse y así ahorrar un poco. Entonces, los pocos que puedan necesitar los servicios van a sitios más rápidos y a la vista, quedando los que trabajamos en los centros comerciales con una ausencia horrible de clientes, sólo atendemos a los que conocemos desde hace mucho tiempo”, mencionó Rocío Puertas, estilista de un conocido centro comercial de Ribas.

En resumidas cuentas, aunque para algunos dueños de negocios la jornada 7+7 les ha funcionado hasta los momentos para recuperar parte de sus ingresos, lo que perciben no se compara con lo que normalmente recibían a principios de año, por lo que esperan que las autoridades tomen cartas en el asunto y les permitan laborar un poco más.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...