Incendios amazónicos provocan cientos de hospitalizaciones en Brasil

Los incendios en la Amazonía brasileña intoxican el aire y provocan cientos de hospitalizaciones de niños y ancianos debido al humo de las llamas, un problema que este año puede agravarse con la pandemia del coronavirus, según un informe divulgado este miércoles.

Loading...
incendios a
Foto: Archivo

El estudio, elaborado por el Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM), el Instituto de Estudios para Políticas de Salud (IEPS) y Human Rights Watch (HRW), se basa en datos oficiales de 2019, cuando los devastadores incendios en el bioma tropical dispararon las alarmas en la comunidad internacional.

El informe, de 50 páginas y que cuenta con el análisis de expertos y profesionales de la salud, señala que en 2019 hubo 2.195 hospitalizaciones por enfermedades respiratorias relacionadas con los incendios de ese año, que incluyeron a 500 bebés de menos de un año y 1.080 personas mayores de 60 años.

Los incendios aumentaron un 30 % en la Amazonía brasileña en 2019 hasta llegar a los 89.178 focos, achacados principalmente a la deforestación ilegal, que el año pasado ya se disparó un 85 %.

En este 2020 se ha registrado un mayor número de fuegos en junio y julio, meses que corresponden a una temporada seca que se prolonga hasta septiembre-octubre y en la que suelen multiplicarse las llamas en el ecosistema, con lo que el problema podría agudizarse.

“Las hospitalizaciones que pudimos atribuir a esa contaminación atmosférica son una ínfima fracción del verdadero sufrimiento que acontece por razón de esos incendios”, afirmó a Efe la investigadora de HRW, Luciana Téllez-Chávez, una de las autoras del informe.

El humo de los incendios contiene, según el reporte, “altos niveles de partículas finas” que contaminan el aire y están vinculados con “enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como con muerte prematura”.

Ello provocó que millones de personas que viven en el mayor bosque tropical del planeta “estuvieran expuestas a niveles nocivos de contaminación del aire causados por las quemas relacionadas con la deforestación en la Amazonía”.

Los números coincidieron con el primer año en el poder del ultraderechista Jair Bolsonaro, partidario de explotar los recursos naturales de la Amazonía y quien recientemente tildó de “mentira” que el ecosistema tropical “ardiera en fuego”.

“Hasta que Brasil combata con eficacia la deforestación, se continuarán repitiendo los incendios cada año, perpetuando la destrucción de la Amazonía e intoxicando el aire que respiran millones de brasileños”, destacó en una nota María Laura Canineu, directora de HRW para Brasil.

Además, la crisis sanitaria como consecuencia de los incendios puede empeorar aún más por la presencia del coronavirus en la Amazonía de Brasil, segundo país del mundo con mayor número de casos (3,66 millones) y muertes (116.580) vinculadas con la COVID-19.

Los profesionales sanitarios que trabajan en la zona están preocupados con que “el humo agudice los síntomas del virus y esto provoque un aumento de los casos graves y las muertes” vinculadas con la COVID-19, según el estudio.

EFE

Loading...