Ravens envían a Thomas a casa luego de que discutió con Clark

El profundo de los Ravens de Baltimore, Earl Thomas, fue enviado a casa el viernes después de una feroz discusión en el campo con su compañero Chuck Clark.

Loading...

El incidente fue provocado por una asignación perdida de Thomas, confirmó en una publicación de Instagram en la que compartió un video.

La imagen iba acompañada de un texto en el que decía “Que me envíen a casa apesta. No puedo hacer las repeticiones que necesito para mantener el impulso. Pero puedo reflexionar sobre las cosas y seguir trabajando en mi plan para ayudar al equipo a ganar”.

Agregó: “Un error mental de mi parte. Una cobertura rota que traté de explicar con calma con una agresión acumulada se convirtió en que me metí con un compañero de equipo”.

Más tarde eliminó la publicación.

Thomas y Clark se gritaron el uno al otro en la banda y tuvieron que ser restringidos por sus compañeros y entrenadores, y Thomas levantó los puños en un momento.

Es inusual ver una discusión acalorada como esta entre dos jugadores en el mismo grupo de posición.

Thomas no estuvo presente en la práctica del sábado, pero Clark, sí.

Cuando se le preguntó sobre la acción disciplinaria para Thomas, el entrenador en jefe asistente de los Ravens, David Culley, dijo que “esa es una decisión de la organización que (el entrenador en jefe) John (Harbaugh) abordará”, indicó después de la práctica del sábado.

Harbaugh no estaba programado para hablar el sábado y no se puso a disposición de los periodistas.

Esta es la segunda vez que Thomas se enfrenta a un compañero de equipo en dos temporadas en Baltimore.

El año pasado tuvo un acalorado intercambio con el tackle nariz Brandon Williams después de un juego contra Cleveland.

Thomas, un profundo siete veces al Pro Bowl, firmó contrato de cuatro temporadas y 55 millones de dólares con Baltimore en marzo de 2019.

Su carrera de nueve años en Seattle terminó con él extendiendo su dedo medio al entrenador de los Seahawks, Pete Carroll, mientras era sacado del campo con una lesión en la pierna.

Separarse de Thomas sería financieramente difícil a menos que Baltimore pueda evitar pagar sus 10 millones en salario garantizado esta temporada.

Si los Ravens liberan o cambian a Thomas, él contaría 15 millones contra su tope salarial esta temporada, así como 10 millones en dinero muerto en 2021.

elsiglo

Loading...