ONU: Advierte 55% de los libaneses están en pobreza

La tasa de la población en situación de pobreza en Líbano ha duplicado un 28% al 55%, según las estimaciones de este martes por la Comisión Económica y Social.

Loading...
pobreza
Foto: Archivo

El número total de libaneses que viven por debajo del umbral de pobreza, es decir, con menos de 14 dólares al día, es de unos 2,7 millones y el índice de extrema pobreza se ha disparado del 8 % en 2019 al 23 % este año, aseguró la ESCWA en su informe “Pobreza en el Líbano: Impacto de múltiples choques y llamada a la solidaridad”.

El organismo de la ONU advirtió de una “significativa erosión de la clase media”, que ahora representa menos del 40 % de los habitantes del país, mientras que el grupo más acomodado también se ha reducido del 15 % al 5 % de la población en el último año.

En cuanto a sus causas, la ESCWA subrayó en primer lugar su recesión “endémica” por el impacto de la crisis en Siria, un gobierno de crecimiento “exhausto”, el estallido de la burbuja inmobiliaria y un declive gradual de los ingresos turísticos y la inversión privada procedente del golfo Pérsico.

Además, agregó, el deterioro de la situación económica que sufre el Líbano desde septiembre del año pasado ha exacerbado la inestabilidad política, aumentado la presión sobre el sistema de cambio fijo de la libra libanesa y sobre las reservas en dólares.

A esta situación se han sumando la crisis del COVID-19 junto con el impacto de las medidas adoptadas para combatirla en la tasa de crecimiento, con un incremento de los precios de alrededor del 50 % a causa de la devaluación de la libra, y la colosal explosión que sacudió Beirut el pasado 4 de agosto.

“Establecer un fondo de solidaridad nacional es crucial para enfrentar la crisis humanitaria y cerrar la brecha de la pobreza”, indicó la secretaria ejecutiva de la ESCWA, Rola Dashti, ya que, según el informe, el Líbano es uno de los países árabes con mayor desigualdad, pues el 10 % más pudiente concentra el 70 % de la riqueza.

“Se necesita urgentemente el apoyo de donantes para reforzar la seguridad alimentaria y el sistema de salud y para asegurar una mayor protección social”, añadió Dahsti, quien consideró que van a ser necesarias reformas económicas y mejoras en la transparencia y en la rendición de cuentas.

EFE

Loading...