Los bomberos siguen salvando vidas a pesar de las dificultades

Cada 20 de agosto se celebra el Día Nacional del Bombero, propuesta que fue aprobada el 7 de julio de 1975 cuando se realizó el Primer Congreso Bolivariano de Bomberos en Maracaibo, estado Zulia, actividad en la cual se dieron cita representantes de estos organismos de las cinco naciones liberadas por Simón Bolívar.

Loading...
La sede de los Bomberos Universitarios funciona en los espacios de la UC

El Cuerpo de Bomberos cumple una función importante en cuanto al apoyo de la preservación de vidas, asistencia de rescate, la sofocación de incendios y la conservación de los recursos naturales, entre otras funciones que cumplen los llamados “héroes anónimos”.

Desde el año 1962 en la sede de la Universidad Central, núcleo Maracay, ubicada en el municipio Mario Briceño Iragorry, se encuentra la sede de los Bomberos Universitarios. En dicho recinto se encuentra un grupo de jóvenes que realiza las funciones de efectivos bomberiles, prestando apoyo a los bomberos del estado Aragua, principalmente en la jurisdicción de Mario Briceño Iragorry.

Con respecto a las funciones de dicho cuerpo universitario, el sargento Carlos Duque explicó, “nosotros cumplimos las mismas funciones que un bombero remunerado, con el condicionamiento que cuando cada uno de nosotros tiene un rol de guardia asiste al culminar sus actividades, bien sea laborales o académicas”.

El sargento Duque detalló, “dependiendo de los vehículos que estén disponibles nos ponemos a la orden con las unidades de ambulancia para prestar el apoyo de servicio de atención prehospitalaria; en caso de estar operativo en una situación de supresión de incendio y dependiendo de la operatividad de la unidad destinada para esto, también prestamos ese apoyo; nuestro radio de acción se especifica más que todo en el municipio MBI, siendo apoyo de los Bomberos de Aragua”.

Carlos Duque es un terapeuta de profesión que ingresó en las filas de los Bomberos Universitarios hace 17 años y destaca que ser bombero es una vocación que poco a poco se convierte en un estilo de vida, que va viendo a cuantas personas puedes ayudar en el camino. “El significado de ser bombero tiene otras connotaciones, es un poco más de ayudar y servir a la gente”.

En este sentido, el bombero aseveró, “yo comencé en la institución en lo que se puede decir en los años dorados, y hoy en día está un poco cuesta arriba cumplir la función de ayudar al prójimo que fue para lo que nos formamos, se ha visto un poco mermada, debido a que tenemos que cumplir con las necesidades básicas en el recinto en cuanto a alimentación por ejemplo”.

El Cuerpo de Bomberos Universitarios depende de la administración de la UCV, y según las carencias de la universidad, se ve reflejada en los insumos para la unidad bomberil.

Al respecto Duque señaló, “por la limitante económica que hay en las universidades no hay en este momento una partida para los bomberos como tal, y nosotros aparte de ser voluntarios, estamos financiando nosotros mismos para mantener en funcionamiento la unidad, en cuanto a logística, reparaciones e insumos”.

LA LABOR BOMBERIL TE HACE CRECER PERSONALMENTE

El conocimiento, la sensibilidad, y la satisfacción de ayudar a la gente es la parte de las labores diarias de un efectivo bomberil, que sin ver distinciones de personas están prestas a la atención del ser humano accidentado o de cualquier caso de emergencia.

No todas las unidades están en funcionamiento

Al respecto, Carlos Vita, efectivo del Cuerpo de Bomberos Universitarios aseveró, “yo desde pequeño siempre quise ser bombero, siempre me pareció que la idea de ayudar a los demás era mi vocación, de ser un instrumento de ayuda y servicio hacia las demás personas”.

El bombero universitario es un trabajador voluntario que no percibe renumeración alguna por ejercer la labor, sólo las ganas y la vocación del servicio impulsa a estos funcionarios.

Acerca del tema, Vita indicó, “muchas personas me han dicho, qué haces allí sino te pagan, la cuestión no es estar en el lugar porque no te paguen es cuestión de vocación, el saber que estás ayudando a alguien más sin recibir nada a cambio”.

Además recalcó, “el bombero de la UCV aprende mucho desde emergencias prehospitalarias, rescate, incendio y un sinnúmero de habilidades que uno desarrolla dentro de la institución; cuando llegamos a una escenario de eventualidad las personas exclaman llegó el bombero, hay personas agradecidas, otras no pero es parte de la vida; pero siempre nos queda la satisfacción de ayudar a los demás”.

Por otra parte, Víctor Andara, ingeniero de profesión y capitán de los Bomberos Universitarios acotó, “para nosotros ha sido una historia y un espacio grande desde que no teníamos nada, surgimos desde un grupo pequeño, y ahora a duras penas tratamos de que la sede y las unidades se mantengan para seguir prestando las labores voluntarias que estamos prestando acá, la mayoría de los voluntarios somos profesionales y no recibimos renumeración, pero estamos prestos al servicio de la comunidad, como buen bombero”.

A propósito del Día Nacional del Bombero, los efectivos que ejercen dicha labor de forma voluntaria en la Universidad Central, núcleo Maracay, hacen un llamado a las instituciones públicas y privadas para que colaboren con dicha institución, que día a día se ven forzados en sus funciones por la carencia de algunos elementos que permitan el pleno desarrollo de las actividades.

Es importante recalcar que los bomberos universitarios no perciben ningún tipo de renumeración o sueldo por parte del estado y muchas veces deben costearse sus insumos y alimentos para poder mantenerse en la institución.

Por otro lado, los funcionarios del Cuerpo de Bomberos voluntario universitario resaltaron que para ingresar en sus filas deben:

1) ser mayor de edad.
2) Ser estudiante de cualquier carrera universitaria o profesional
3) Voluntad y ganas.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...