Miguel Cabrera sigue moviendo la registradora

Miguel Cabrera completó una de sus mejores jornadas ofensivas en la presente temporada este domingo, tras ligar de 4-2, con tres remolcadas, y pese a la derrota de los Tigres de Detroit 8-5, contra los Indios de Cleveland, el maracayero consiguió otro hito en su brillante carrera.

Loading...
Foto: Archivo

Cabrera elevó su total vitalicio a mil 705 producidas, cifra que le ayudó a romper un empate que mantenía con Reggie Jackson (mil 702) y superar a Frank Thomas (mil 704), que se encontró en el puesto 25 en la historia de las Grandes Ligas. Tanto Jackson como Thomas son miembros del Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas.

Ahora, el próximo objetivo de Cabrera es el dominicano Adrián Beltré, que ocupa el lugar 24 de todos los tiempos, con mil 707 impulsadas. Más allá, en el escalón 23 aparece nada menos que Honus Wagner (mil 732), otro inmortal.

Además de sus dos hits y las tres producidas, Cabrera negoció un boleto. Fue su tercer encuentro multi hits de la temporada y el segundo en el que se embasa tres veces. Antes del desafío dominical, apenas sumaba dos imparables en 22 turnos (.091), con una remolcada, un boleto y cinco ponches.

Otro venezolano con destacada labor en la jornada dominical es el jardinero de los Oroles de Baltimore, Anthony Santander. El margariteño conectó dos cuadrangulares en cuatro visitas al plato, con dos anotadas y dos impulsadas, en derrota de su club ante Nacionales de Washington, con marcador de seis carreras por cinco.

Con sus dos empujadas, Santander ascendió al liderato en ese renglón en la Liga Americana con 22, igualado con el líder del Viejo Circuito, Charlie Blackmon, de los Rockies de Colorado.

Los dos tablazos del criollo cobraron mayor relevancia al ser conectados contra el como del pitcheo y tres veces ganador del Premio Cy Young, Max Scherzer quien, a pesar de ser castigado con cinco rayitas y ocho imparables en siete entradas, consiguió acreditarse su segunda entrada.

Entre tanto, el prospecto de los Dodgers de Los Ángels, Keibert Ruiz, debutó a lo grande en el béisbol mayor al conectar un jorrón en su primer turno al bate.

El receptor, alineado como noveno en el orden, pescó una recta de cuatro costuras a 88,4 millas por hora, del derecho colombiano Julio Teherán, en el tercer inning y la envió a 395 pies de distancia, por encima de la pared del jardín derecho. El batazo de Ruiz inició un racimo de tres carreras, que le dio ventaja a su equipo 3-1. Una diferencia que nunca más perdería durante el resto del encuentro, ganado por su equipo 8-2 ante los Angelinos de Los Ángeles.

AVN

Loading...