Meteorólogos vigilan dos ondas en el Atlántico

Los meteorólogos están vigilantes ante dos áreas de baja presión en el Atlántico que pueden desarrollarse y dar lugar a depresiones tropicales a fines de esta semana, en coincidencia con el punto álgido de una temporada ciclónica que este año está catalogada como “extremadamente activa”.

Loading...
Foto: Archivo

Tras el paso de Josephine y Kyle, la atención está ahora en un área denominada Invest 97 que se mueve en dirección al oeste a 20 millas por hora (32 km/h) y está localizada unas 500 millas (800 km) al este de las Islas de Barlovento, en las Antillas Menores.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, que tiene sede en Miami, esta onda está produciendo aguaceros y tronadas desorganizadas a medida que se acerca hoy a las Islas de Barlovento y al sur de las Islas de Sotavento.

El martes y miércoles se desplazará a través del este y centro del Mar Caribe, posiblemente sin lograr un desarrollo significativo debido a su rápido movimiento.

Sin embargo, está previsto que más adelante se mueva más lentamente hacia el oeste a través del Mar Caribe, donde los vientos en los niveles altos pueden hacer más probable el desarrollo de una depresión tropical para finales de esta semana.

Se esperan lluvias fuertes y vientos sobre sectores de las Islas de Barlovento y el sur de las Islas de Sotavento a partir de hoy y hasta el martes en la mañana.

Este año ya se formaron las tormentas tropicales Arthur y Bertha, ambas antes del inicio oficial de la temporada ciclónica, que comienza el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre.

Después siguieron Cristóbal, Dolly, Edouard, Fay, Gonzalo, Hanna, esta última el primer huracán de este año en el Atlántico, Isaías, que fue el segundo, Josephine y Kyle.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos ha pronosticado que la temporada de huracanes 2020 en el Atlántico 2020 puede hacer historia con 25 tormentas con nombre.

Se trata de la primera vez que la NOAA proyecta la ocurrencia de hasta 25 tormentas con nombre, rompiendo el récord de 21 del fatídico 2005, recordado por los huracanes Katrina y Wilma, dos de las siete tormentas nombradas que tocaron tierra en Estados Unidos.

La agencia federal, que cada agosto actualiza su pronóstico, cree que la temporada ciclónica en el Atlántico podría ser “extremadamente activa”, con hasta 11 huracanes, de los cuales hasta 6 podrían ser muy poderosos.

EFE

Loading...