Escasez de gasolina empeora el transporte en Magdaleno

Los habitantes de Magdalena, municipio Zamora, se encuentran afligidos por la falta del transporte público, pues incluso el tiempo de espera por una unidad colectiva con dirección a Maracay sobrepasa la media hora.

Loading...
La falta de combustible tiene varias unidades paradas

Ante esto, los transportistas afirman que la falta de gasolina afecta la regularidad y disposición de los medios de transporte en la jurisdicción.

Los usuarios entienden la crisis, pero deben pasar largo tiempo en las paradas, y ver como el tiempo disponible se reduce a nada por falta de transporte.

Leonel Sandoval, usuario, asegura que a consecuencia de la pandemia la fluidez de las unidades es deficiente, “no soy del pueblo, sin embargo tengo que pasar por acá porque no hay rutas de La Villa a Maracay directo, todas pasan primero por Magdaleno, entonces esto se vuelve toda una verdadera travesía. A causa de todo esto, tampoco están cumpliendo con las medidas de bioseguridad exigidas, algunos no usan el tapabocas, los guantes tampoco, en fin no se cumplen todas las medidas”.

Por su parte, Víctor Sosa, fiscal de la Unión Magdalena, indicó que cuentan con 13 unidades colectivas operativas a gas, “hay como 15 carros parados por falta de gasolina, si vamos a Maracay a buscar el combustible nos venden entre 20 y 30 litro y eso se nos va en una sola vuelta”.

“De La Villa a Maracay cobramos 50 bolívares, de San Francisco a Maracay 40 y de Tocorón a Maracay 30 bolívares. La afluencia de usuarios ha bajado una barbaridad, y seguimos con la problemática porque no quieren dar el permiso para aumentar el pasaje”, aseguró Sosa.

Carlos Baloa, chofer de la Unión Magdaleno, dijo que se encuentran afectados tanto por la gasolina como por la falta de pasajeros; “no hay una cantidad exacta de personas ya que a veces salen y otras no, además de que estamos intentando cumplir con las medidas de bioseguridad, donde incluso nos han parado porque no podemos llevar personas de pie”.

Ante estas circunstancias, los pasajeros y chóferes siguen pasando trabajo, unos para llegar a sus destinos, otros para llevar comida a la mesa, pero mientras no haya gasolina, todos pierden.

 

JENNILET DÍAZ | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

 

Loading...