“Cuando el talento se lleva en el alma hasta los violines cantan”

ARTE Y CIUDAD

Ernesto Molina, Tras los aplausos iniciales, comienzan los rápidos y metódicos preparativos de cada concierto.

Loading...

Como todo artista quizá tiene un rito inconsciente antes de iniciar sus espectáculos, posiblemente sea cuando se coloca el violín como una extensión de su propio cuerpo y así empiezan las miradas de complicidad de sus espectadores ansiosos por ver sus dedos sobre aquel imponente violín, el cual parece que tuviera voz y que cantara con toda esa magia que lo toca en cada escenario, y a partir de allí todo se hace música.

El Violín de Ernesto Molina está domado, es sumiso, está sometido, es un violín sin voluntad. Pero él quiere compensar a su instrumento y lo consigue. Jamás pudo tener más suerte un violín. Y es que, hasta para ser instrumento conviene tener suerte.

Ernesto con conocimiento, sencillez, una emotiva sonrisa y su profesionalismo a prueba de fuego, entrega y regala a su violín el aplauso generoso de un público sobrecogido ante tanta belleza, maestría, seguridad y la riqueza de un gran artista. Regala a su violín la música, y se la regala para siempre, bien en solitario o cuando está haciendo su performance con su maravillo grupo que le acompaña en sus rutas de embriaguez de amor para sus fieles seguidores

Este violinista de formación profunda y concentración escalofriante, es orgullosamente aragüeño, posee una trayectoria de 17 años en el ámbito musical como solista, es egresado del sistema de Orquesta Sinfónica de Aragua, y ha recorrido importantes escenarios a nivel nacional e internacional.

Forma parte Ernesto Molina, de las premisas de las exigencias para sí mismo. Tiene la fuerza expresiva de los grandes. Su vida es un ejemplo de disciplina y dedicación, pues desde siempre su vocación ha sido la conciencia de sus días y de sus noches. Tiene la obstinada mirada del que lucha por sus retos, por su familia, sus amigos y la ciudad, al que nada ni nadie apartará de la consecución de sus objetivos.

Sus metas, parecen ser sólo planes de indefectible cumplimiento, y es que, cuando el talento se lleva en el alma, lo demás, es sólo cuestión de tiempo: Un hombre que comenzó a estudiar violín muy joven y se trazó un camino que lo ha llevado al éxito, además, amalgama su pasión musical con su profesión de psicólogo.

Podría estar, de aquí a la eternidad haciendo ejercicios de realismo literario, pero a mí el tiempo sí me apremia, y aunque me agrade hablarles de él, lo que más nos convendría en este instante, es poder escucharle tocar su hermoso

VIOLIN BLANCO.

Adelante Maestro el Escenario es suyo.

YDELISA: Quizás lo que te voy a preguntar ahora es muy obvio pero a veces es bueno hacer preguntas obvias: ¿Qué te motivó a estudiar música? ¿Fue una decisión personal o sugerida por tus padres?

EM: Mi papá me orientó a tocar un instrumento ya que descubrió que yo tenía oído musical, cuando observó que yo aprendí a tocar el cuatro empíricamente.

YDE: ¿A qué edad tomaste en tus manos tu primer violín? ¿Por qué el violín y no otro instrumento?

EM: A los 12 años, pero yo comencé a tocar mandolina y luego me cambie al violín.

YDE: ¿En algún momento el violín canta para ti?

EM: Todo el tiempo que lo tomo para tocar, tengo varios y cada uno tiene una voz diferente.

YDE: Hablemos de maestros, de los maestros que has tenido: ¿A quiénes consideras tus mejores y qué hayan influenciado en tu vida y en tu carrera como ejecutante del violín?

EM: Guao, Pablo Vázquez, quien fue como un papá para mí; Williams Naranjo, y quien marcó mi carrera musical, Gabriel Darcie, ya que era mi profesor y mi ídolo.

YDE: ¿Cuándo fue tu primer concierto como solista?

EM: Estaba yo en la Orquesta Sinfónica Juvenil, como a los 15 años.

YDE: ¿Qué te enamoró o que te sedujo cuándo decides formar tu propio proyecto donde incorporar un performance de primer nivel con cantantes y bailarines, lo cual ha sido muy exitoso, tienes un público que te respeta y te aplaude con fuerza en cada presentación.

EM: Un artista siempre tiene otro artista al cual admira, y hay dos grandes maestros que me enamoraron con su performance, André Rieu y Vanesa Mae, aunque él no tenga bailarines, sus coros seducen y yo me dije, por qué no unas chicas que canten y bailen?

YDE: ¿Cuéntame cómo fue ese proceso de iniciar esa fusión entre la propuesta clásica con otros ritmos musicales?

EM: A mediado de los 90’s Venesa Mae con su violín blanco eléctrico inició en Estados Unidos ese proyecto y luego yo empecé a fusionar con una agrupación aragüeña muy conocida llamada EA.

YDE: Qué diferencias encuentras entre la modalidad de la enseñanza de la música en Venezuela y en relación A otros países?

EM: Excelente pregunta, hay dos vertientes, la primera corresponde a la enseñanza previo al éxodo masivo de talentos, de eso te menciono que fue uno de los mejores, y la diferencia radicaba en la pasiva y el amor de los criollos por la calidad total, la actual no la conozco.

YDE: Has compartido tarima con personalidades nacionales e internacionales como Voz Veis, Nelson Arrieta, Yordano, Soledad Bravo, Cecilia Todd, Chino y Nacho, Jorge Celedon, Olga Tañón, Luis Miguel, José Luis Rodríguez (El Puma), entre otros. ¿Qué aprendizaje te ha quedado de estar en un escenario con algunos de esos monstruos de la música?

EM: Humildad-

YDE: Además de tener una excelente formación académica en el ámbito musical, eres licenciado en psicología, en algún momento has manifestado que si te preguntaran “si te tocara nacer de nuevo qué profesión elegirías, responderías que violinista y psicólogo”: ¿Cómo amalgamas ambas profesiones?

EM: La música y la psicología trabajan con los sentimientos y las emociones, cuando combinas las dos se convierten en musicoterapia, la cual hoy día es imprescindible para calmar los estados de ansiedad, estrés y depresión.

YDE: Tienes un violín de color blanco y cuando he tenido la ocasión de verte ejecutando alguna pieza con él, mi alma se emociona, pues hubo una persona amada que añoraba poder tocarlo con sus manos, y antes de que se marchara a otro plano tuviste un gesto muy noble de obsequiarle una pieza la cual fue grabada y ella la pudo escuchar; esa acción tuya tan generosa la llevo tatuada en mi corazón. ¿Cómo llegan a tus manos esos instrumentos, tienes un Lutier en especial que te los fabrica en nuestro país, o vienen de otros lugares?

EM: Qué bello, recuerdo ese momento, estaba en un evento a beneficio para ella y me fui a la parte de atrás de la tarima para poder grabarle y no se escucharan las bandas que participaban ese día. Por otro lado, he tenido la bendición de Dios de tocar en muchos países, cada violín significa mucho para mí, y son de un país diferente, de Israel, Estados Unidos, República Dominicana y Aruba, son violines de fábrica Fender y el de Israel es de un luthier italiano.

YDE: ¿Qué cuidados requiere una pieza de esta naturaleza? ¿Qué diferencia hay en un violín que venga de las manos de un gran maestro del oficio y aquellos violines que pueda hacer un lutier en su taller normal acá en Maracay?

EM: Bueno, la madera con la cual son realizados, los eléctricos por la tecnología son delicados, sin embargo para su limpieza es más ligero que mi violín de concierto del año 1560, es un dolor de cabeza y su cuidado especial se hace con aceites y resinas.

YDE: Documentándome para platicar contigo y hacerte esta cálida entrevista me encontré con esta hermosa cita tuya: “En la vida a veces pasamos por desiertos que son necesarios para llenarnos de fuerza y valor, y así enfrentar las batallas”. Ernesto a cuáles batallas te refieres.

EM: ¡Vaya! Guao, todo un testimonio de vida: dos divorcios, fallecimiento de mi mamá, enfermedades, viaje eterno de mi mejor amigo, y si continuo no me alcanzaría el papel y me faltarían horas para escribir.

YDE: La música está compuesta por ritmos, melodías, armonías y silencios; ¿qué son para ti los silencios como predicador de la palabra de Dios?

EM: De todas las entrevistas que me han hecho en mi vida, está es la primera que realmente puedo decir que me ha marcado por las preguntas. El silencio es la voz de Dios que calla mientras tú oras con gemidos indecibles a través de la oración.

YDE: ¿Cuál es la obra cumbre en virtuosismo o dificultad para lucirse tocando el violín, la que puede dejar la boca abierta al espectador o una emoción que arranque full aplausos?

EM: El virtuosismo no está en las notas rápidas, el virtuosismo está en la pasión con la que toques el instrumento, a veces lo minimalista y simple llega más al corazón y es más interesante que una boca abierta, me gustan más los ojos llenos de lágrimas por la emoción.

YDE: Háblame de ese hermoso programa que están llevando a cabo la reconocida periodista @mariasanchezwayna y tú, denominado #maracayesperanza ¿Qué anécdotas desde las emociones y lo humano me puedes describir?

EM: Es una de los proyectos más hermosos desde que hice mi tesis de musicoterapia aplicada a pacientes oncológicos, te lo puedo resumir en pocas palabras: Venezuela, un pueblo donde las lágrimas que brotan de los corazones de los habitantes de los barrios son las mismas lágrimas que salieron de las urbanizaciones del norte de nuestra ciudad, por la necesidad de un cambio en nuestro estilo de vida.

YDE: Ante la situación de la pandemia, cómo te encuentras en estos momentos espiritualmente.

EM: Más fortalecido que nunca

YDE: ¿Qué papel juega hoy en día para ti la música contemporánea dentro de nuestra sociedad?

EM: Depende, si me hablas de Bad Bunny: DESTRUCCIÓN! De Reggaetón: PERDICIÓN.

YDE: Vaya, te voy a inundar con varias preguntas en una: ¿Descríbeme un día normal en tu vida? ¿Cuántas horas estudias? ¿Además de ensayar, qué otras cosas estudias o qué otras actividades realizas para preparar tus conciertos? ¿Investigas en las obras de los grandes maestros de la música para detectar qué obras te gusta más interpretar y ensayas las fusiones que sueles incorporar en tus conciertos?

EM: Un día normal, 6:00 o 7:00am hasta las nueve de la mañana mi devocional con Dios, luego ayudo a mi esposa o a fregar o cocino, en la tarde puedo manejar mis redes y ver tendencias de lo que hacen otros artistas y hacer algo diferente que no esté enmarcado en lo común. Estudio cuando tengo oportunidad tres horas, allí puedo grabar o sino atiendo pacientes de psicología o investigo en la literatura por alguna patología, me encanta leer.

YDE: Eres un ciudadano honorable de probada rectitud y solvencia moral ante la vida, por lo tanto te sobra autoridad para dejar un mensaje a la juventud vinculada con la música y con las artes en general. Qué deben hacer para estar siempre aterrizado y no perderse con las luces, el brillo y la embriagues del triunfo, pero que en ocasiones deben regresar por un desierto y llegando al ocaso de lo que tuvieron: Quisiera me hablaras de este tema para los jóvenes que se inician en este campo tan del cielo y tan efímero.

EM: Repito…¡qué nivel de preguntas!En estos días hablaba eso con alguien, el mundo te ofrece su vanagloria, es un camino ancho que te lleva a la perdición, yo les recomiendo que ante todo busquen de Dios y entreguen sus corazones a la verdad, Jesús es el camino de la verdad y la vida. Él dijo que seamos mansos y humildes de corazón, que busquemos de su reino que todo lo demás nos será dado por añadidura. Cuando tocas para él oras dos veces, hagan las cosas como para Dios y no como para el hombre y él se encargará del resto. ¿Fama, dinero o sexo? Bueno, fama sin la gracia de Dios es pérdida de salvación, dinero sin amor es soledad, sexo sin matrimonio es VIH, delincuencia y degradación.

YDE: Cómo se preparan esas energías que Ernesto Molina viene acumulando, pues eres un artista muy versátil y prolífico y con una actividad muy dinámica, afortunadamente te sobran los escenarios y tu público estará ansioso de conectarse contigo: ¿Cómo piensas tu que será ese reencuentro posterior a la pandemia, pues todo pasará en nombre de Dios?

EM: Si Dios me lo permite y estoy en sus propósitos, aún me encuentro preparándome para un gran concierto y será en un teatro o al aire libre.

YDE: ¿Qué es para Ernesto Molina el hombre: La familia, el hogar, los amigos, tu ciudad?

EM: Aprendí que mi familia es lo más importante, mi ciudad es aquello que con lo que tengo un gran sentido de pertenencia y me duele verla en el abandono, sobre todo ver sufrir a los más vulnerables, niños y abuelos.

YDE: Ernesto, ha sido un gusto platicar contigo, me siento profundamente orgullosa de saber que en nuestro país contamos con un artista tan talentoso y con esa enorme calidad humana que te acompaña. Si quieres añadir algo…

EM: Gracias por este rato tan ameno, gracias por esta entrevista, Dios te bendiga y bendiga a todos en Venezuela y el mundo. Recuerden esta palabra: “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.”
Isaías 43:2-3 RVR1960

@ernestomolinaoficial

Lcda. Ydelisa Rincón González
Directora Marca  Impulsando Creaciones
@ydelisarincon

Loading...