Reparaciones en icónico Observatorio de Arecibo podrían durar hasta 6 meses

Las reparaciones que se llevan a cabo en el icónico Observatorio de Arecibo, uno de los más importantes del mundo, tras la rotura de parte del plato reflector del telescopio de 307 metros de ancho que provocó un corte de 30 metros, podrían durar hasta 6 meses, mientras que se desconoce todavía la fecha de reapertura, aunque sea parcial.

Loading...

Reparaciones deEl director del Observatorio de Arecibo, Francisco Córdova, explicó este viernes a través de la plataforma de videoconferencias Zoom que se trabaja intensamente para conocer el motivo del incidente y, sobre todo, restablecer lo antes posible el funcionamiento del centro.

Ese plazo de 6 meses es para completar las reparaciones de un daño cuyo alcance se desconoce todavía, aunque tampoco hay día para retomar las operaciones, que inicialmente se pensó podría ser un periodo cercano a las 2 semanas.

El incidente afecta a una infraestructura asociada a la imagen de Puerto Rico y que fue durante varias décadas para todo el mundo el principal telescopio en la búsqueda de vida extraterrestre y escenario de varias películas.

El director indicó que el falló se produjo en el punto de amarre del cable auxiliar de soporte, lo que provocó la caída.

El cable golpeó el reflector y rompió cerca de 300 paneles.

Córdova indicó que el punto de amarre tiene una vida útil de unos 50 años y en estos momentos han pasado poco más de 20.

El plato reflector está formado por cerca de 39.000 paneles de aluminio perforado colocados sobre un andamiaje de acero que le dan una forma esférica por medio de cables en contrapeso.

El cable que cayó es uno de los 12 que soportan el peso del módulo receptor que se suspende sobre el reflector.

El funcionario señaló que una de las cosas positivas de este incidente es que ningún técnico del Observatorio resultó herido durante el incidente, ocurrido a las 02.45 hora local (06.45 GMT) del lunes.

Córdova sostuvo que aún no está claro qué causó la rotura del cable y que equipos técnicos tratan de aclarar el motivo.

“Ahora estamos centrados en la integridad de las instalaciones”, destacó, después de matizar que todavía es pronto para conocer el costo de los daños provocados por la caída del cable.

“La prioridad es la integridad y la seguridad de las instalaciones”, subrayó, además de insistir en que hay varios equipos de técnicos de varias empresas tratando de conocer con exactitud que ocurrió.

El suceso se ha traducido en el cierre de las instalaciones un mínimo de 2 semanas, aunque Córdova matizó que no hay ninguna certeza sobre cuándo el Observatorio podrá volver a operar con normalidad.

Respecto a cómo todo esto afecta a las investigaciones científicas, indicó que el objetivo es que los proyectos en marcha de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, en inglés) se puedan retomar de la forma más rápida posible.

Ray Lugo, director del Instituto del Espacio de Florida e investigador principal de la Universidad Central de Florida (UCF) en el Observatorio, indicó por su parte que la prioridad en estos momentos es reparar los daños y proteger la integridad de los trabajadores que ejercen su labor en este centro científico.

Esta no es la primera vez que el Observatorio de Arecibo se ve afectado por algún tipo de daño, ya que, por ejemplo, durante el huracán María de 2017 se registraron daños, aunque la actividad se recuperó meses después.

Actualmente es la principal instalación de investigación en las áreas de radioastronomía, ciencias planetarias y ciencia atmosférica espacial en el mundo.

El observatorio está administrado por la UCF desde 2018.

Después de cuatro décadas bajo la administración de la Universidad de Cornell y 6 años bajo el consorcio de SRI International, la Asociación de Investigación Espacial Universitaria (USRA) y la Universidad Metropolitana (UMET), el Observatorio de Arecibo pasó a la UCF.

La instalación, que alberga uno de los telescopios más potentes del planeta, es utilizada por científicos de todo el mundo para llevar a cabo investigaciones en las áreas de ciencias atmosféricas, ciencias planetarias, radioastronomía y astronomía por radar.

Arecibo también es el hogar de un equipo que dirige el Proyecto de Radar Planetario apoyado por el Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA en la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA a través de una subvención otorgada a la UCF.

EFE

Loading...