Hirieron a funcionario de la Guardia Patrimonial

Este miércoles a las 4:00 de la tarde, delincuentes aún por identificar tirotearon a un funcionario de la Policía de Aragua, adscrito a la Guardia Patrimonial aparentemente para despojarle su armamento y el celular.

Loading...
Una de las evidencias incautadas en el sitio del suceso

La acción criminal ocurrió en la primera calle de la urbanización Andrés Bello, detrás del centro comercial del mismo nombre, en la zona norte de la ciudad de Maracay del municipio Girardot.

La víctima de ese hecho de sangre, se trata del oficial agregado José Gámez Rodríguez, a quien le apreciaron dos heridas de proyectiles, una en la mano derecha y la segunda en el muslo izquierdo.

Se informó que el gendarme permanece bajo vigilancia médica en el HCM y su estado de salud es estable.

Se conoció que el funcionario se trasladaba por esa zona en labores de patrullaje y de pronto fue sorprendido por delincuentes aún desconocidos que viajaban en motocicletas.

Al verlo frente a la edificación en construcción y diagonal a Residencias Vulcano Palace, los sospechosos esgrimieron sus armas y dispararon contra la humanidad del oficial de la PA.

El hecho como tal se registró a las 12:30 del mediodía del miércoles, y los homicidas emprendieron la huida a toda velocidad, ya que al sitio se presentaron funcionarios de la Dirección de Estratégicas y Estrategias de la Policía de Aragua, iniciando las pesquisas de rigor. La referida unidad tiene su sede en la segunda calle del referido urbanismo.

Asimismo se presentaron las unidades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritas a la Delegación Municipal de Maracay, iniciando las averiguaciones del caso y colectando las evidencias que permitirán identificar a los pistoleros.

Por lo tanto, los sabuesos colectaron los videos de las cámaras instaladas estratégicamente en la urbanización Andrés Bello, con la intención de analizarlos y determinar la autoría material, así como también fueron citados a rendir declaraciones testigos presenciales.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...