Nuevo tratamiento puede mejorar las dificultades social del autismo

Investigadores de la Universidad de Basilea han propuesto un nuevo enfoque terapéutico con el que aspiran a mitigar las dificultades sociales que sufren las personas con autismo, según un estudio que publica en la revista Nature.

Loading...
dificultades
El tratamiento busca resolver problemas que afrontan los autistas

Los científicos han detectado por primera vez que existe una conexión entre el gen neuroligin-3, que contribuye a aumentar las posibilidades de desarrollar autismo, y la vía de señalización de la oxitocina, una hormona que regula el comportamiento social en los mamíferos.

A partir de un modelo en ratones, el grupo liderado por Peter Scheiffele sugiere que las alteraciones en el sistema de la oxitocina ligadas a una mutación de ese gen pueden ser restauradas con un tratamiento farmacológico que inhibe cierta síntesis de proteínas.

Con ese acercamiento han logrado “normalizar el comportamiento social” de los ratones que sufrían síntomas similares a los del autismo.

“Igual que sus compañeros sanos, comenzaron a reaccionar diferente ante ratones que les eran familiares y aquellos que les eran desconocidos”, describen los investigadores en un comunicado divulgado por su universidad.

El mismo inhibidor farmacológico ha mostrado además resultados prometedores en un segundo modelo de autismo en roedores, por lo que Scheiffele y sus colegas confían en que su estrategia puede ser utilizada en un amplio abanico de casos.

“Nos quedamos sorprendidos al descubrir que las mutaciones del neuroligin-3 estropeaban las vías de señalización de la oxitocina. Hemos tenido éxito juntando dos piezas del puzle de los mecanismos subyacentes al autismo”, afirmó el autor principal del estudio.

En torno al uno por ciento de la población desarrolla autismo, una condición que se caracteriza por alteraciones en la comunicación, comportamientos repetitivos y dificultades sociales.

Existen numerosos factores genéticos que intervienen en la aparición del autismo y hasta la fecha se han identificado cientos de genes que juegan algún papel, si bien los mecanismos que relacionan esa amplia variedad de posibles mutaciones y las alteraciones asociadas a esa condición son todavía en gran parte desconocidos.

EFE

Loading...