Tensión política y social en Bolivia persiste a pesar de intentos de diálogo

Los intentos de diálogo para acabar con las protestas en Bolivia por el nuevo aplazamiento de las elecciones no están contribuyendo a rebajar la tensión política y social en el país.

Loading...
Bolivia diálogo
Foto: Archivo

Hoy está prevista una mesa de diálogo en el palacio de Gobierno en La Paz convocada por la presidenta interina boliviana, Jeanine Áñez, después de que anoche fracasara otra celebrada a escasos metros a petición del Parlamento.

Algunos de los principales aspirantes electorales, como el expresidente Carlos Mesa de la alianza Comunidad Ciudadana, ya han adelantado que no acudirán a la cita con Áñez y otros como Luis Arce, que encabeza la candidatura del Movimiento Al Socialismo (MAS), han indicado que están dispuestos a ir, pero con condiciones.

Tan solo la Iglesia católica y algún candidato como el pastor presbiteriano de origen coreano Chi Hyun Chung, del Frente Para la Victoria, han anunciado su asistencia, pero Arce, Mesa y Áñez, candidata por la alianza Juntos, son por ese orden los favoritos, según las encuestas.

A esta reunión precedió la que se prolongó hasta entrada la noche en la Asamblea Legislativa (Parlamento), que había llamado al Tribunal Supremo Electoral y a los convocantes de las protestas.

El órgano electoral reiteró que no piensa mover la fecha de los comicios fijada ahora para el 18 de octubre, mientras que la Central Obrera Boliviana, una de las principales organizaciones convocantes, insistió en que, si no se respeta la que estaba antes del 6 de septiembre, seguirán las movilizaciones que se prolongna de forma ininterrumpida desde el pasado lunes.

Las protestas incluyen bloqueos de carreteras, a los que se culpa de obstaculizar el suministro de productos médicos como oxígeno medicinal, con al menos 31 pacientes fallecidos por falta de abastecimiento, según el Gobierno interino.

También hay informaciones de enfrentamientos con la Policía en la región oriental de Santa Cruz en las últimas horas.

Las elecciones ya se habían pospuesto de mayo a septiembre por la emergencia sanitaria en el país por el coronavirus, que acumula 3.687 fallecidos y 89.055 casos de la COVID-19, de acuerdo con datos oficiales.

Los comicios generales están pendientes desde la anulación de los de octubre de 2019 entre denuncias de fraude, aún bajo investigación judicial, a favor del entonces presidente Evo Morales, quien fue declarado vencedor, pero anunció su renuncia y aseguró que era presionado por un supuesto golpe de Estado para negarle su triunfo y obligarlo a dejar el poder tras casi catorce años en él.

EFE

Loading...