El primer ministro de Singapur presenta un nuevo Gobierno continuista

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, presentó este sábado un nuevo Gabinete de corte continuista dos semanas después de que su Partido de Acción Popular (PAP) lograra una holgada victoria en la elecciones.

Loading...
singapur a
Lee Hsien Loong, primer ministro de Singapur

El viceprimer ministro, Heng Swee Keat, quien también es ministro de finanzas, mantendrá sus cargos y asumirá un puesto adicional como ministro coordinador de políticas económicas.

También mantienen su cargo, el actual ministro de Exteriores, Vivian Balakrishnan- en esta cartera desde 2015- y el ministro de Defensa, NG Eng Hen, que ostenta desde 2011 este puesto.

Entre los pocos cambios se encuentran los nuevos ministros de Transporte, Desarrollo Nacional y Educación.

El número de mujeres ministras se mantiene en tres entre un total de 20, aunque hay seis con cargos menores en el Gabinete, como secretarias y vicesecretarias de Estado, lo que supone un aumento del equipo anterior.

El nuevo equipo tendrá que hacer frente a la peor crisis económica vivida desde la independencia por la prospera ciudad Estado, que ha entrado ya en recesión y que prevé este año una caída del PIB de entre el 4 y el 7 por ciento debido a la pandemia del coronavirus.

Lee Hsien Loong, de 68 años y que prometió retirarse a los 70, dijo este sábado al ser preguntado por los periodistas que la permanencia en su cargo dependerá de la situación por la pandemia.

“Nadie puede decir cómo la situación de la Covid se desarrollará y cómo la crisis económica será”, apuntó el primer ministro, que ostenta este cargo desde 2004.
Singapur fue uno de los países que antes y mejor reaccionaron ante la Covid-19, pero con el tiempo los brotes se extendieron entre las hacinadas residencias dormitorio de los trabajadores inmigrantes donde se han registrado la mayoría de los 50.000 casos y 27 muertes.

En los comicios del pasado 10 de julio, el PAP ganó sus decimoquintas elecciones consecutivas en Singapur desde 1959, consolidando su hegemonía en la ciudad-Estado, aunque la oposición obtuvo sus mejores resultados en décadas.

El partido gobernante obtuvo el 61 por ciento de los votos y 83 de los 93 escaños del Parlamento, mientras que el Partido de los Trabajadores consiguió el 11 por ciento de las papeletas y 10 asientos.

EFE

Loading...