Buscar leña para cocinar se ha vuelto costumbre en La Villa

Cada tres días los habitantes de la parroquia Valles de Tucutunemo, en el municipio Zamora, recorren las montañas en busca de la leña para cocinar sus alimentos y paliar la situación que los tiene sin gas doméstico desde hace 4 meses, lo que a su juicio ha desmejorado su calidad de vida y la de sus familiares.

Loading...
leña
Buscar leña se ha vuelto una tarea doméstica en los Valles de Tucutunemo

Wilmary Domínguez, madres de tres niños, comentó que desde hace 2 meses se vio en la necesidad de salir con sus hijos y una carretilla a buscar leña para cocinar, pues se le terminaron las bombonas y desde entonces no ha podido llenar sus cilindros.

“Cuando se me terminó el gas fui al distribuidor y allí estuvo una semana la bombona sin llenar, me fui hasta el llenadero y las colas eran kilométricas y tampoco pude comprar el gas, así que tomé la iniciativa de buscar leña y armar mi fogón, ya que con niños pequeños debo buscar la manera de darles de comer”.

Al igual que Wilmary, Ricardo Ilarraza cada 7 días se interna en la zona boscosa de los Valles de Tucutunemo en compañía de sus vecinos para cortar la leña para llevar a su casa para que su esposa prepare la comida de la familia.

“En lugar de avanzar retrocedemos en todos los aspectos y ahora aparte de trabajar para ganar dinero, debemos sacar tiempo para buscar leña por falta de gas. Tengo 4 meses que le hice un fogón a mi esposa para que pudiéramos cocinar, la situación es incómoda y esperamos que los entes gubernamentales resuelvan la situación y acaben con la mafia del gas y que todos los aragüeños tengamos acceso al gas”.

Por su parte, Antonio Nieves aseguró que cocinar en fogón le recordó su época de niño cuando su abuela los mandaba a buscar leña para cocinar sopa o las arepas de maíz pilado.

“Desde hace tres meses estoy en las montañas buscando leña para llevar a mi casa para poder preparar los alimentos y por los vientos que soplan es para rato, el problema de la falta del gas está como el virus, no sabemos cuándo se aplacará”.

Odilio González no pierde la esperanza que en cualquier momento se regularice la venta del gas. “Vengo a la montaña cada 15 días a buscar suficiente leña, aunque aún me queda una bombona de gas, algunos alimentos los cocinamos en el fogón, tengo niños pequeños y tengo que ser precavido”.

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...