El secretario general de la ONU condenó ataque

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó enérgicamente este domingo el ataque perpetrado por un grupo armado a un convoy de la Misión de la ONU en Mali (Minusma) en el que murieron dos cascos azules egipcios.

Loading...
Guterres pidió que no escatimen esfuerzos para identificar a los autores del crimen

Recordó que los ataques contra las fuerzas de paz de las Naciones Unidas pueden constituir crímenes de guerra en virtud del derecho internacional.

El ataque se produjo en la localidad de Tarkint entre Tessalit y Gao cuando hombres armados no identificados dispararon contra el convoy; los cascos azules devolvieron después los disparos hasta que los asaltantes huyesen de la zona.

Guterres pidió a las autoridades de Mali que no escatimen esfuerzos para identificar y llevar ante la justicia a los autores del “atroz crimen”, de acuerdo con su portavoz, Stéphane Dujarric, Guterres expresó sus condolencias a las familias de las víctimas, así como al Gobierno y al pueblo de Egipto, según un comunicado de prensa.

El Secretario General reafirmó que tales “actos cobardes” no disuadirán a las Naciones Unidas de su determinación de continuar apoyando al pueblo y al Gobierno de Malí en su búsqueda de la paz y la estabilidad, indicó además Dujarric..

La inestabilidad que azota Mali comenzó con el golpe de Estado de 2012, cuando grupos tuareg rebeldes, junto a organizaciones yihadistas, se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.

Los yihadistas fueron teóricamente expulsados en 2013 gracias a una intervención militar internacional encabezada por Francia, pero extensas áreas del país, sobre todo del norte y del centro, escapan al control estatal, de lo que se aprovechan grupos terroristas.

 

EFE

Loading...