El Yemen, frente al coronavirus sin ayuda y sin capacidad para detectarlo

El Yemen, devastado por más de un lustro de guerra y sin apenas recursos para hacer frente a una emergencia sanitaria, sólo ha registrado oficialmente un caso de coronavirus ya curado y a día de hoy no hay ningún infectado en el país, pero la ONU alerta de que la COVID-19 podría estar propagándose sin ser detectada.

Loading...
El Yemen, frente al coronavirus sin ayuda y sin capacidad para detectarlo

El Gobierno yemení reconocido internacionalmente informó el 10 de abril del primer caso de contagio, un trabajador portuario de la localidad de Al Sheher (sur) que ayer salió del hospital tras haberse recuperado, por lo que ya no hay enfermos de la COVID-19 en el país árabe.

Sin embargo, la Coordinadora Humanitaria de la ONU para el Yemen, Lise Grande, advirtió hoy en un comunicado que el virus podría estar presente entre la población, el 80 % de la cual necesita ayuda humanitaria para satisfacer alguna de sus necesidades básicas.

LA COVID-19 ESTÁ PRESENTE

“Desde el primer caso confirmado, hemos advertido de que el virus ya está en el Yemen y puede propagarse rápidamente”, afirmó Grande y manifestó la preocupación de las agencias humanitarias que trabajan sobre el terreno al respecto.

“Hay una probabilidad muy real de que el virus haya estado circulando sin ser detectado y sin ser mitigado”, agregó.

En el Yemen “un aumento de los casos puede sobrepasar rápidamente las capacidades sanitarias” debido al ya “frágil y abrumado sistema de salud” del país, sumido en un conflicto armado, en el que el 50 % de los hospitales no funciona a plena capacidad.

Por ello, Grande destacó la necesidad de financiación “urgente” de cientos de miles de millones de dólares sólo para destinar a la lucha contra la COVID-19.

LOS HUTÍES ADVIERTEN DE LA CATÁSTROFE

Ante la emergencia, el viceministro de Salud del Gobierno de los hutíes, Mohamed al Mansur, afirmó hoy a Efe que las agencias humanitarias “han dado poco y, lo que dieron, es algo marginal que no está a la altura del desastre y la gravedad de la situación”.

“La catástrofe, si ocurre, sería una desgracia para la comunidad internacional”, afirmó en referencia a la pandemia.

El movimiento hutí, que controla la capital Saná y amplias zonas del norte y el este del Yemen desde 2014, pidió ayuda internacional para hacer frente al coronavirus antes de su aparición en el país.

El portavoz del Ministerio de Salud en Saná, Saif al Hazeri, dijo a Efe que “el sector sanitario es muy frágil, destruido por cinco años de agresión y bloqueo” por parte de la coalición militar liderada por Arabia Saudí que interviene a favor del Gobierno reconocido internacionalmente.

“No tenemos material de primera necesidad para hacer frente a esta epidemia si se propaga, a pesar de nuestros preparativos para enfrentarla”, advirtió.

Asimismo, acusó a Estados Unidos de “recortar” la asistencia y calculó que “más del 80 % de la ayuda sanitaria que llega a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se detendrá”.

Según la OMS, solo tres laboratorios están preparados para el coronavirus en el Yemen y hasta el momento tan solo 7.000 test han sido distribuidos en el país, mientras se espera que más de 30.000 pruebas adicionales lleguen pronto.

Aparte de las grandes deficiencias del sistema sanitario, también escasea el jabón, productos desinfectantes y mascarillas, o su precio se ha disparado, además de que no en todas las áreas del país hay agua corriente.

EFE

Loading...