Bob Abreu sí pretende comprar el Caracas

El ex bigleaguer Bob Abreu confirmó este fin de semana lo que anticipó www.líderendeportes hace tres meses: forma parte de un grupo de inversionistas interesados en adquirir la franquicia Leones del Caracas, de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Loading...

Ante los mismos comunicadores que a finales de enero pasado calificaron de falsa la información de que el club capitalino estaba en venta (simplemente porque estiman que si ellos no dan la noticia primero, carece de veracidad), Abreu dijo que le interesaría negociar la adquisición el equipo Leones del Caracas, para armar un verdadero trabuco que rescate la tradición ganadora de la divisa fundada en 1942 y que cuenta en su palmarés con 20 cetros, cifra récord en la historia de la LVBP.

De acuerdo con la versión que trascendió al concluir la temporada 2019-20, en la cual Caracas clasificó en la sexta casilla con marca de 20-22 y quedó eliminado por los Tiburones de La Guaira en seis juegos del primer playoff, el propietario Ricardo Cisneros y sus hijos, no han quedado satisfechos con el comportamiento del negocio de la pelota venezolana en los últimos dos torneos, especialmente por las directrices fijadas a la LVBP por Major League Baseball.

Por tal razón ordenaron a sus principales ejecutivos explorar el mercado en busca de un comprador del equipo. El Grupo Cisneros, por intermedio de su filial Atenea Sports Holding, compró los Leones del Caracas por $8 millones en abril de 2001 a los sucesores de Pablo Morales Pérez y Oscar Prieto Ortiz.

Se conoció que el monto que fijaron por los Leones en enero de este año fue de $40 millones y que el grupo de inversionistas encabezado por Abreu puso sobre la mesa una contraoferta cuyo precio no se ha revelado.

Otras dos franquicias de la LVBP pueden cambiar de manos para la temporada 2020-21, que probablemente dará inicio a mediados de noviembre.

Se trata de Tiburones de La Guaira y Bravos de Margarita.

El conjunto litoralense hizo ajustes en su directiva antes de comenzar el torneo 2019-20, cuando Antonio José Herrera adquirió la totalidad de las acciones de Francisco Arocha para quedar como único propietario.

El club litoralense que ingresó a la LVBP en la temporada 1962-63, no gana una corona desde la edición 1985-86. Fue adquirido por Arocha y Herrera a los sucesores de pedro Padrón Panza a principios de 2004.

Extraoficialmente se supo que Herrera estaría aspirando entre 12 y 15 millones de dólares por la franquicia que tiene siete cetros en su vitrina.

Desde Margarita se conoció que el empresario Tobías Carrero no quiere continuar en el negocio de la pelota por encontrarse fuera del país, por lo que la franquicia Bravos está en venta.

Carrero le compró a Beto Finol el club Pastora de los Llanos en 2007 y se mudó a Nueva Esparta, para convertirlo en la franquicia Bravos, la cual ha contado con respaldo discreto de la fanaticada en las últimas tres campañas.

El conocido hombre de negocios del ramo asegurador es accionista de los Marlins de Miami en el beisbol de Grandes Ligas. Se desconocen las aspiraciones que tiene Carrero por la venta del club insular.

LIDER

Loading...