Cuba prohíbe las colas nocturnas en tiendas para evitar contagios de COVID-19

Las colas nocturnas en las tiendas de La Habana para realizar compras al día siguiente han quedado prohibidas, según una medida del Consejo de Defensa de la capital cubana que busca evitar la propagación del COVID-19, informaron este viernes medios estatales de la isla.

Loading...

El anuncio reiterado de las medidas preventivas del coronavirus, causante del COVID-19, no han disminuido

las colas y desde hace semanas se observan aglomeraciones para adquirir productos de alta demanda como pollo, detergente o lácteos, que aparecen de manera intermitente a causa del desabastecimiento crónico en el mercado local.

Muchas personas dormían a las puertas o en las cercanías de los establecimientos para comprar el día siguiente, algo que las autoridades consideran una violación del aislamiento social que trae aparejada, en ocasiones, la reventa de productos y/o de los turnos en las filas.

La prohibición de realizar colas desde el día anterior y la posibilidad de hacerlas en horas tempranas de la mañana se decidió el pasado jueves durante una reunión del Consejo de Defensa de la capital, según reportó el periódico Tribuna de La Habana.

PLAN CONTRA EL COVID-19

Asimismo, la dirección provincial de Salud comunicó que el municipio Centro Habana se ubicó como el de mayor riesgo epidemiológico de la capital cubana con una tasa de incidencia del coronavirus SARS CoV-2 de 38,94 por cada 100.000 habitantes.

Para el municipio de Centro Habana fue aprobado un plan general y además han previsto una estrategia para el incremento del distanciamiento social que permita frenar la infección y transmisión del COVID-19.

Algunas de las medidas propuestas en Centro Habana están dirigidas a los barrios que aún no tienen casos positivos reportados, y prevén limitar las ventas de productos en determinadas áreas.

SITUACIÓN EN LA HABANA

Con el anuncio este viernes de 30 nuevos casos confirmados de COVID-19, La Habana, que ya tenía el récord en Cuba en número de contagios, pasó a ser la segunda provincia del país en tasa de incidencia de la enfermedad, de acuerdo al parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

La capital cubana ha registrado hasta la fecha 517 casos en total y presenta una tasa de 24,4 por 100.000 habitantes, solo superada por el municipio especial Isla de la Juventud, con 41,7.

Los municipios habaneros más representativos en el último informe fueron Diez de Octubre (7 casos), y Habana Vieja, Habana del Este y San Miguel del Padrón (con 4 cada uno), y se suman Guanabacoa, Cerro y Regla (con 2 en cada caso), y uno en Arroyo Naranjo, La Lisa, Plaza de la Revolución, Playa y Boyeros.

Con 1.285 casos confirmados, 416 personas curadas y 49 decesos, Cuba se encuentra en fase pre-epidémica con transmisión autóctona limitada del COVID-19, por lo que el Gobierno mantiene fuertes medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras y la clausura de escuelas y los mayores centros comerciales, sin decretar aún el confinamiento obligatorio general.

El uso de la mascarilla es imprescindible en espacios públicos y se han extremado las condiciones de aislamiento en puntos específicos del país donde se han detectado mayores focos de contagio.

EFE

Loading...