Nuevamente pasaron horas sin electricidad en La Victoria

Los habitantes de varios sectores del municipio Ribas, específicamente de La Victoria, denunciaron ser víctimas de una serie de fallas con el servicio de energía eléctrica. Comentaron que les ha tocado pasar entre siete y ocho horas en la espera de la restitución del servicio.

Loading...

La Victoria

En este sentido, los afectados informaron que sólo esta semana han suspendido la electricidad en más de cuatro ocasiones, lo que los mantiene a la expectativa, ante cualquier agudización del problema, el cual hasta el momento ellos como vecinos no tienen conocimiento.

Del mismo modo, comentaron que a consecuencia de este inconveniente, se han registrado gran cantidad de bajones de electricidad fuertes y constantes, los mismos que han dañado los electrodomésticos de más de un ciudadano, que al parecer había olvidado este panorama.

“Nosotros en La Victoria pensamos que habíamos pasado el susto de los apagones, pero fue como le llaman popularmente alegría de tísico, porque aquí estamos nuevamente, esperando y rezando porque no se nos vaya la luz”, mencionó el señor Félix Rosales, presidente la urbanización Las Mercedes.

Hilda Picielli agregó, “donde yo vivo nos dejaron sin luz como siete horas y antes de eso hubo como cinco bajones horrorosos; uno de esos quemó mi nevera, entonces ahora no sólo está la preocupación del coronavirus ese, sino de cómo arreglar lo dañado, cuánto cueste y quién esté trabajando. Todo por la falta de respeto y organización de Corpoelec”.

Por otra parte, los denunciantes aseveraron que este no fue el único inconveniente, pues el Internet, cable y la telefonía Inter, tras el corte de energía eléctrica fue también suspendido, dejándolos en mero ambiente de incomunicación.

Para finalizar, los afectados hicieron un llamado a los entes competentes a tomar cartas en el asunto, ya que señalan que ya no les caben más preocupaciones y está en ellos velar por el buen funcionamiento de los servicios y más en medio de esta pandemia mundial.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...