Ministro de la Defensa recordó gesta heroica del 19 de abril de 1810

La heroica jornada cívico-militar que depuso al gobierno español fue la lógica consecuencia de la decadencia global del viejo orden monárquico y absolutista, que en el siglo XXI ha sido sepultado por la Revolución Bolivariana, afirmó el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, en ocasión de conmemorarse este 19 de abril los 210 años de la Proclamación de la Independencia de Venezuela.

Loading...

La heroica jornada cívico-militar que depuso al gobierno español fue la lógica consecuencia de la decadencia global del viejo orden monárquico y absolutista, que en el siglo XXI ha sido sepultado por la Revolución Bolivariana, afirmó el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, en ocasión de conmemorarse este 19 de abril los 210 años de la Proclamación de la Independencia de Venezuela.

A través de un comunicado publicado en el portal web del Ministerio para la Defensa se detalla que “se trataba del más austero rechazo de una multitud indignada y enardecida, que en buena hora reconoció sus legítimas capacidades para dirigirse y encausarse con autonomía hacia la construcción de su propio destino. Era el bravío pueblo venezolano que deslastrándose de la ignominia española, sellaba con su grito rebelde el preludio de la gesta liberadora y emancipadora que daría nacimiento a nuestra Primera República”.

A continuación el texto completo del documento:

Mensaje del Ciudadano General en Jefe Vladimir Padrino López en ocasión de celebrarse la Proclamación de la Independencia de Venezuela

19 de abril de 1810… Tiempos de alborada y de revolución. A viva voz, retumbó en el éter patrio aquel ¡NO! rotundo que arruinó la pretensión de gobernar del Capitán General Vicente Emparan, designado por el entonces Rey de España. La gallardía y el honor de nuestros indígenas, pardos, negros, mestizos y blancos patriotas, le hizo saber al caudillo español, que no queríamos mando extranjero.

Se trataba del más austero rechazo de una multitud indignada y enardecida, que en buena hora reconoció sus legítimas capacidades para dirigirse y encausarse con autonomía hacia la construcción de su propio destino. Era el bravío pueblo venezolano que deslastrándose de la ignominia española, sellaba con su grito rebelde el preludio de la gesta liberadora y emancipadora que daría nacimiento a nuestra Primera República.

Aquella demostración de valentía, impulsó un cambio político radical que enrumbó el nuevo curso de la historia y el irreversible sendero de la autodeterminación. De allí, germinó la declaración de la independencia y la ruptura definitiva de los vínculos colonialistas. Desde entonces, el pueblo se hizo soldado, centinela de sus batallas, protagonista y testigo de la esperanza en aquel siglo de encarnizadas luchas independentistas, avivadas por la fuerza del amor a la Patria.

La heroica jornada cívico-militar que depuso al gobierno español, fue la lógica consecuencia de la decadencia global del viejo orden monárquico y absolutista, que en el siglo XXI ha sido sepultado por la Revolución Bolivariana. Por eso hoy, a 210 años de ese amanecer crepuscular, sigue latente, brotando y creciendo entre nosotros, el sublime frenesí que inspira la construcción de un nuevo mundo, sin tutelajes, sin cruentas e injustas persecuciones imperiales que pretendan resquebrajar nuestro destino ineludible e irrevocable de ser libres.

Venezuela fue la cuna y el triunfo de la libertad en la mitad de un continente, hoy lo seguiremos siendo pese a la arremetida de los adversarios que sueñan vernos convertidos -nuevamente- en su colonia servil. A todos ellos, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el pueblo bolivariano, les decimos: ¡Saldremos victoriosos!… ¡Venezuela es un pueblo indestructible!

Chávez Vive!… ¡La Patria Sigue!

¡Independencia y Patria Socialista!… ¡Viviremos y venceremos!

¡Leales siempre!… ¡Traidores nunca!

Caracas, 19 de abril de 2020

VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

General en Jefe

AVN

Loading...