Joven muerto en un procedimiento policial laboraba de colector en Zuata

Rubén Emilio Osío Briceño, de 22 años de edad, muerto en un procedimiento policial en el sector Soco, en La Victoria del municipio José Félix Ribas, laboraba como colector para la ruta que cubre entre la parroquia Zuata y la Ciudad de la Juventud.

Loading...
"Mi hijo no se enfrentó a los funcionarios policiales", dijo la madre del joven
“Mi hijo no se enfrentó a los funcionarios policiales”, dijo la madre del joven

Su progenitora que no quiso identificarse ante los periodistas, dijo en las afuera de la morgue de Caña de Azúcar, que el ciudadano trabajaba para la línea de transporte, y actualmente residía en la calle Sucre, casa número 6, en Zuata.

Afirmó que su hijo no era ningún delincuente ni mucho menos estaba vinculado con bandas delictivas, su sustento de vida y la de sus tres niños era de colector. Tenía tiempo trabajando en la línea de transporte.

Y este lunes lo mataron los funcionarios de la Policía de Aragua en un procedimiento realizado en Soco, en pleno centro de La Victoria, y en ese hecho ajusticiaron a Osío Briceño y otro chamo de quien se desconoce su identidad.

Comentó además que “el muchacho no acostumbraba portar arma de fuego y la que apareció en escena, presuntamente se la sembraron los oficiales de la PA para aparentar un presunto enfrentamiento, cuando nunca mi hijo se cayó a tiros con esos funcionarios”.

“Defiendo el comportamiento de mi hijo, yo sé a quien parí y cuidé hasta que él formó su hogar. ¿Por qué la Policía miente?” Se preguntó la ciudadana.

“Todo lo resuelven con un supuesto enfrentamiento”, indicó en medio de su tristeza. “Aclaro que no voy a ejercer ninguna acción legal, pues considero que es pelear con un monstruo de mil cabezas y todo lo dejo en manos de Dios. Él pasará factura tarde o temprano y será implacable”, agregó la denunciante.

“Yo lo que pido, por favor, es que me entreguen el cadáver para darle cristiana sepultura y me iré a mi casa con mi dolor de madre”, comentó al finalizar su conversación con los reporteros.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...