México pide instrumentos económicos flexibles para el coronavirus

El Gobierno mexicano requiere instrumentos flexibles para la crisis del coronavirus, admitió este miércoles Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tras la reunión con los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20.

Loading...

 

“Este es un fenómeno en evolución. En México, aún no llegamos a la fase 3, que será el momento más crítico, por lo que requeriremos instrumentos y medidas flexibles para adaptarnos a situaciones nuevas”, escribió Herrera en Twitter.

La declaración de Herrera ocurre tras el comunicado del G20, que anunció este miércoles suspender por el resto del año el servicio de la deuda exterior de los países en desarrollo para aliviar el agobio de estas naciones durante la pandemia del COVID-19.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había pedido en la cumbre virtual del 26 de marzo una “tregua” comercial y financiera a las potencias del G20, además de la protección de los trabajadores informales.

El titular de la SCHP reconoció este miércoles que los efectos económicos del COVID-19 “son la situación más retadora” para la economía mundial desde la Gran Depresión de 1929.

“Los países miembros pondremos todos los recursos necesarios para luchar contra la pandemia y, así, salvar vidas”, destacó Herrera como primer acuerdo del G20.

Al entrar a la fase 2 de la epidemia, México está en emergencia sanitaria desde el 30 de marzo por el coronavirus, que ha causado 5.399 contagios y 406 muertes tras un mes y medio de la llegada de la enfermedad al país.

Aun así, López Obrador reiteró este miércoles su promesa de no contraer más pasivos al anunciar que se reuniría con el Banco de México (Banxico) para solicitarle que los excedentes generados por la depreciación del peso se destinen a cubrir la deuda externa.

“Nos va a ayudar a reducir montos por servicio de deuda y a mantener nuestra política de no aumentar impuestos, de no crear impuestos nuevos”, aseveró en su rueda de prensa matutina.

La SHCP ha perseguido los objetivos de austeridad y disciplina fiscal prometidas por el presidente al afirmar a inicios de año que el nivel de deuda de México del 2020 se mantendría cercano al de 2019, cuando se ubicó en un estimado de 44,7 % del PIB.

Herrera prometió este miércoles que México usaría los instrumentos financieros disponibles para abordar la crisis económica del coronavirus.

“Utilizaremos todos los instrumentos de política fiscal y monetaria disponibles para luchar contra los efectos económicos del confinamiento global”, comentó.

EFE

Loading...