Llenaderos están full por la falta del preciado líquido

Algunos sectores de Maracay están sufriendo los embates por la escasez de agua residencial, situación que ha obligado a los residentes de estas zonas a llenar sus garrafones o botellones en los llenaderos improvisados o en establecimientos destinados para tal función.

Loading...
Algunos sectores de Maracay están sufriendo los embates por la escasez de agua residencial, situación que ha obligado a los residentes de estas zonas a llenar sus garrafones o botellones en los llenaderos improvisados o en establecimientos destinados para tal función.
Las recargas de agua potable son una de las alternativas por la falta del vital líquido en las comunidades

Aunado a esta situación, algunas personas destacan que el servicio de agua potable que se repartía a través de los camiones que expendían los botellones caseros ya no está disponible como en años anteriores y mucho menos en esta época, cuando hay escasez de gasolina.

En este sentido, José Gregorio Hernández destacó, “en realidad esto no representa una alternativa más económica, pero es necesario porque ya los camiones de suministro de agua potable ya no están, entonces la recarga del agua nos mueve más por cuestión de salubridad; la que sale por los chorros no es confiable, viene contaminada”.

De esta misma manera, Hernández comentó, “esta alternativa del agua en los llenaderos es motivado a que los tanques de las casas no se llenan porque el vital líquido no llega con regularidad y los subterráneos no se llenan, esta situación tiene exactamente tres meses en mi sector en el barrio Libertad de Maracay”.

Por otra parte, Alex Rivero dijo, “la problemática con el agua es una situación que tiene bastante tiempo, la alternativa de utilizar los llenaderos improvisados y las recargas de los botellones es una constante entre las familias venezolanas, el agua que sale por las tuberías viene bastante contaminada; yo resido en la Fundación Maracay II ubicada en el municipio Girardot, nosotros dependemos de un tanque y mandar a llenarlo con un cisterna sale muy costoso”.

Asimismo, el señor Rivero refirió, “nosotros ofrecemos el llenado como una alternativa para los habitantes del sector, hay bastante receptividad en cuanto a la recarga de los botellones, constantemente hay movimiento para surtirse del vital líquido”.

Por otro lado, Alan Molina señaló, “es una de las opciones que podemos tener como una de las más considerables para consumir agua potable, si nos ponemos a comparar en cuanto a la calidad de lo que medianamente viene por las tuberías, esto es lo más saludable; el agua en este sector de 23 de Enero es casi un imposible; por eso optamos por llenaderos y recargas”.

Entre tanto, las recargas de los botellones de agua oscilan entre los 12 y 15 mil bolívares, mientras que en un llenadero improvisado los encargados de los mismos aceptan una colaboración para mantener el orden del mismo; o simplemente son abiertos al público para poder llenar sus envases de diferentes tamaños.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo

Loading...