Trabajadores informales de 23 de Enero exigen que les permitan trabajar

Luego del decreto de cuarentena colectiva anunciado por el Ejecutivo nacional y regional, el cual fue prorrogado anoche por 30 días más, las personas que no forman parte de los sectores priorizados en el país no se encuentran laborando, lo que ha generado una crisis de subsistencia en los trabajadores informales, pues viven del día a día y no pueden dejar de laborar.

Loading...
De alguna forma los vecinos prefieren surtirse sin tener que ir tan lejos
Los trabajadores informales aspiran poder trabajar para ganarse su sustento                            Foto| Joel Zapata

En este sentido, trabajadores informales del barrio 23 de Enero del municipio Girardot, indicaron que los funcionarios de la Policía del municipio no les permiten trabajar, ni siquiera medio día, lo que les ha ocasionado muchos problemas económicos.

Al respecto, Mauricio Jesús, manifestó que ellos se encuentran trabajando y que acatan las medidas de seguridad para evitar la propagación del Covid-19, “utilizamos guantes y tapabocas, además nuestros clientes usan antibacterial, estamos tomando las previsiones para evitar contacto, pero debemos trabajar sino como haremos para mantenernos y mantener nuestras familias”.

Asimismo, indicó que muchas veces los funcionarios de seguridad no les permiten trabajar, “nos dicen que es una orden y que debemos quitar los puestos, no nos parece justo porque nosotros estamos tomando medidas para evitar la propagación del virus y no dejamos que se aglomeren personas, solo que vivimos de esto y no nos podemos dar el lujo de quedarnos en nuestros hogares”.

De igual forma, Eugenio Sánchez, resaltó que todos los trabajadores del comercio informar de la principal de 23 de Enero se han visto afectados por esta situación, “entendemos lo del virus, pero porque entonces los otros negocios sí pueden abrir, tienen una cola afuera de un metro, pero adentro de los locales están amontonados todos queremos trabajar, no estamos pidiendo más nada”.

Sánchez, recalcó que ellos solo trabajan hasta las 12:00 del mediodía y así cumplen con lo establecido en el decreto municipal, “si no trabajamos no comemos, ya las personas se acostumbraron a venir a comprar hasta el mediodía, pero imagínese tener que vivir quitando y poniendo los puestos para así llevar algo de comer a nuestras casas”.

Por último, los trabajadores hicieron un llamado a los organismos competentes para que se aboquen a resolver la problemática ya que alegaron que ellos viven del ingreso que generan en el día y necesitan continuar con sus labores y mantenerse activos.

MÓNICA GOITIA| El Siglo

 

También le puede interesar: Venezuela extiende estado de alarma por 30días más

 

Loading...