Funcionario de las FAES Carabobo asesinó a su exesposa y luego se quitó la vida

Luego de una fuerte discusión, un funcionario policial asesinó de varios impactos de bala a su excompañera sentimental y posteriormente decidió quitarse la vida, en un hecho de sangre que está bajo averiguación por parte de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Loading...
Luego de una fuerte discusión, un funcionario policial, asesinó de varios impactos de bala a su excompañera sentimental y posteriormente decidió suicidarse

De acuerdo a las fuentes consultadas, el hecho se registró en horas de la noche del pasado viernes, aproximadamente a las 11:00 pm, en la parte interna de una vivienda asignada con el número 5 de la calle José Félix Ribas, en Samán de Güere Sur, municipio Santiago Mariño.

La víctima de ese acto quedó identificada como Fabiola Sthepania Avendaño Villegas, de 25 años de edad, de oficio ama de casa, mientras que el homicida quedó identificado como Pedro Luis Gómez Medina, de 39 años, quien era funcionario policial activo.
Se pudo conocer que Gómez Medina ejercía el cargo de supervisor de la Policía Nacional Bolivariana, adscrito al servicio de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) del estado Carabobo.

Según la narración de los hechos por parte de los familiares de Avendaño Villegas, esa noche el uniformado llegó a la vivienda de la víctima, en presunto estado de ebriedad.
Posteriormente, la mujer comenzó a discutir con el hombre por motivos relacionados con su estabilidad emocional y amorosa, y en medio de la discusión, el hombre entró en cólera y decidió acabar violentamente con esta historia marital.

En medio de la sala de la vivienda, y en presencia de sus dos hijos menores de edad, el hombre sacó su arma de fuego y le disparó a Fabiola.

En medio de la horrible escena, la mujer intentó escapar del sujeto a pesar de la herida de bala sufrida, y salió corriendo a buscar ayuda, sin embargo, Gómez Medina la persiguió y al llegar al garaje de la casa le volvió a disparar a la fémina, quien cayó al piso ya sin signos vitales.

El hombre actuó de esta forma terrible, incluso ignorando las súplicas y el llanto de sus dos hijos menores de edad, en especial del varón de cuatro años, quien en medio del desespero le suplicaba que no matara a su mamá, mientras abrazaba a su hermanita de tan solo un año de edad para protegerla del peligro.

Al verse en medio de esa escena aterradora, su exmujer muerta y sus hijos desesperados, Pedro Luis Gómez Medina se dirigió a la cocina, donde decidió quitarse la vida con la misma arma de fuego.

Al lugar acudió una comisión de la Base de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), del municipio Mariño, quienes abrieron una investigación de los hechos.

Los cadáveres fueron trasladados a Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicada en Caña de Azúcar, municipio Mario Briceño Iragorry para la autopsia de ley.

LA PAREJA ESTABA SEPARADA

Vanesa Avendaño, hermana de Fabiola Sthepania, informó a los medios de comunicación que la pareja estaba separada desde hace algún tiempo, ya que Fabiola Sthepania estaba cansada de los maltratos de su pareja y había incluso decidido denunciarlo.

“Mi hermana lo había denunciado por violencia de género y estaban separados, desde hace unos días era que él había empezado de nuevo a frecuentar la casa, en varias ocasiones tuvieron problemas y por eso decidieron terminar con la relación”, dijo.

Detalló que aunque existía una orden de alejamiento, Pedro Luis Gómez Medina no le prestaba atención ya que al ser funcionario policial se sentía intocable; “mi hermana colocaba denuncia, pero era como que si no le prestaban atención, la tenían para allá y para acá y no pasaba nada, también fue negligencia de los cuerpos policiales que no actuaron como deberían hacerlo y protegerla del agresor”.

Asimismo, informó que el viernes en la noche los vecinos llamaron a los funcionarios policiales, pero al parecer hicieron caso omiso; “no vinieron a la casa, nosotros llegamos y vimos el cuerpo de mi hermana, nos asomamos por la ventana y lo vimos a él en la cocina, pero no sabíamos si estaba dormido pasando la borrachera”.

En medio de la preocupación, y queriendo saber qué era lo que había ocurrido en la vivienda y resguardar a los pequeños, la familia decidió abrir un hueco en la pared e ingresar, “nos dimos cuenta que él tampoco reaccionaba, solo queríamos entrar y ver a los niños y allí los encontramos, pasaron la noche con los cadáveres de sus padres en la casa”.
Luego de ingresar a la vivienda y observar la terrible escena, la familia abrazó a los pequeños y llamaron a los funcionarios policiales, quienes llegaron a la vivienda e iniciaron las investigaciones, aseguraron igualmente los familiares que el hombre tenía varias denuncias por violencia de género.

Finalmente, se informó que Fabiola Sthepania Avendaño Villegas, era la menor de siete hermanos.

MÓNICA GOITIA | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...