Gobierno español espera desescalada del confinamiento a finales de abril

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, ha situado el inicio de la relajación (desescalada) del actual confinamiento a partir del próximo 26 de abril y ha advertido de que la retirada de las medidas de aislamiento se realizará en cualquier caso de forma “progresiva” y “ordenada” atendiendo a las recomendaciones que hagan los expertos tras analizar la evolución de los datos de estas dos semanas próximas.

Loading...
La ministra María Jesús Montero dijo que según las recomendaciones se harán progresivas
La ministra María Jesús Montero dijo que según las recomendaciones se harán progresivas

En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, Montero ha evitado adelantar futuros escenarios más allá de indicar que será a partir del 26 de abril, y no antes, cuando pueda iniciarse la progresiva relajación de las restricciones, “la forma en que progresivamente de forma ordenada los ciudadanos podrán ir recuperando su vida normal, recuperando la ocupación de las calles, de las plazas, de manera muy controlada, para que no haya ningún tipo de pico no esperado de vuelta a los contagios”.

La ministra ha aclarado que cuando llegue el momento de ir levantando poco a poco las restricciones, el Gobierno español dará “instrucciones claras para que todo el mundo sepa qué puede y qué no puede hacer”. El sábado pasado, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ya advirtió de que el estado de alarma se prolongará más allá del 26 de abril -fecha hasta la que por el momento se ha pedido la prórroga- si bien apuntó la posibilidad de que para entonces pudieran ir levantándose algunas medidas.

La portavoz ha precisado que los propios técnicos del Ministerio de Sanidad todavía requieren la información que les será proporcionada a lo largo de las dos próximas semanas para «dibujar» los escenarios de la «desescalada».

En concreto, la información a la que ha aludido Montero es un estudio que Sanidad va a llevar a cabo y en el que participarán en torno a unas 60.000 personas de diferentes comunidades autónomas. «Empezando por las residencias de mayores, personas que llegan a nuestros centros sanitarios y un muestreo aleatorio», ha señalado.

Así, este estudio servirá para dilucidar qué personas tienen o han pasado la enfermedad y si han desarrollado “inmunidad colectiva”, una «suerte de defensa global del conjunto de la ciudadanía» que, según ha explicado Montero, permite tener «datos interesantes» sobre cómo la enfermedad puede “Avanzar en el futuro”. «En ese momento trasladaremos instrucciones claras», ha añadido.

Por otro lado, la ministra se ha referido al recuento de fallecidos por Covid-19 después de que PP y Vox hayan cuestionado que las cifras oficiales se correspondan con las reales. Así, ha dejado claro que la persona que fallece una vez se ha diagnosticado el coronavirus cuenta en el conteo total.

Sin embargo, hay fallecidos a los que no se le ha diagnosticado la enfermedad y que deberán ser estudiados «tras la fase aguda» de la epidemia «para ver si la sintomatología que se había apreciado era compatible» con el coronavirus.

 

ABC ES

También puedes leer: España puede haber pasado ya el “pico” de contagios

Loading...