En La Candelaria viven entre cloacas colapsadas y calles deterioradas

En los municipios que conforman el estado Aragua, las denuncias por problemáticas en los servicios públicos se hacen constantes. En esta oportunidad, los habitantes de La Candelaria, ubicada en Santa Rita, municipio Francisco Linares Alcántara, manifestaron su inconformidad hacia tantas dificultades que confrontan.

Loading...

Entre las más recurrentes denuncias están las relacionadas al colapso de cloacas y deterioro de calles y avenidas. En este sentido, Ángel Rodríguez dijo, “estamos esperando, nos prometieron que venían esta semana para ver si podían destapar las cloacas, porque la mayoría están colapsadas”.

El señor Luis Pineda indicó, “las cloacas se están desbordando. También hay muchos huecos y en las noches por aquí es muy oscuro porque no funciona el alumbrado público”.

Con respecto al servicio de llenado de bombonas de gas, el señor Rodríguez también dio a conocer su inconformidad, señalando que el servicio es malísimo. Las gandolas del Gas Comunal no llegan al llenadero, por eso, lo camiones de nuestra comunidad no pueden cargar y traer las bombonas como debe ser. Si llegaran, pudiéramos abastecer a nuestra comunidad, debido a esa situación, los vecinos de La Candelaria deben optar por dirigirse hasta instalaciones privadas, destinando muchísimo más dinero del presupuestado para ello.

Aunado a la situación anterior, la problemática con la falta de agua también afecta a los vecinos de La Candelaria. “Hay partes por aquí a las que no les llega agua”, manifestó Iris Navas. De acuerdo a las declaraciones de los ciudadanos, horas anteriores, el servicio había sido interrumpido por 5 días y cuando fue activado de nuevo, el vital líquido llegó completamente sucio.

Además tienen deficiencia con el transporte público, el señor Rodríguez agregó, “el servicio es pésimo y tienen un cobro excesivo en el pasaje”.

En relación al tema de la inseguridad, los vecinos se mantuvieron de acuerdo al declarar que actualmente han ido disminuyendo los índices de violencia, no en su totalidad, pero sí en algunas calles.

Con intenciones de cambiar la realidad social en la barriada, habitantes solicitan a las autoridades competentes solventar las problemáticas que tanto le afecta y no les permite tener calidad de vida.

SAMIRA HERRERA (pasante) | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...