Buccaneers presentan nuevos uniformes y rinden homenaje a años de gloria

La llegada del legendario mariscal de campo Tom Brady a los Buccaneers de Tampa Bay les ha dado nueva proyección y una reivindicación de sus años de gloria con la presentación de los nuevos uniformes para la temporada del 2020.

Loading...

Los Buccaneers anunciaron este martes que han querido volver a sus raíces con un nuevo uniforme que rinde homenaje a sus mejores años, además de agregar un toque futurista.

No usarán los colores “amarillo naranja” de sus primeros días, como lo han pedido algunos aficionados, pero han optado por una apariencia similar a los tiempos de su era de fútbol más ganadora, entre 1997 y 2013, cuando ganaron el Super Bowl XXXVII en 2003.

“Este aspecto nuevo, pero familiar es el resultado directo de los valiosos comentarios que recibimos de nuestros aficionados”, destacó el dueño y copresidente de los Buccaneers, Ed Glazer, en un comunicado.

“Estamos entusiasmados de volver a nuestros uniformes clásicos de la era del Super Bowl, al mismo tiempo que presentamos un elegante uniforme Color Rush (color oscuro) que muestra nuestra identidad característica de una manera nueva y destacada”.

Glazer subrayó que “el diseño clásico renovado de nuestras combinaciones de equipo local y visitante une nuestro pasado con un emocionante nuevo futuro, y estamos seguros de que encajará en el sentir de todos los seguidores”.

Los Buccaneers pasaron dos años creando sus uniformes anteriores, que revelaron en el 2014, pero nunca fueron un éxito entre la mayoría de los aficionados, que se quejaron de que estaban “demasiado cargados en el color” y que los números eran demasiado difíciles de ver.

Sin embargo, las reglas de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) exigen que los uniformes solo se puedan cambiar cada cinco años.

Tras haber usado los anteriores hasta la pasada temporada, la marca de los Buccaneers fue completamente negativa con apenas 34 triunfos por 62 derrotas, la tercera peor de la NFL y no llegaron nunca a disputar los ‘playoffs’.

De 1976 a 1996, los Buccaneers vestían uniformes naranjas y blancos de ‘color crema’ con ribetes rojos y un pirata conocido como ‘Bucco Bruce’.

Luego, en 1997, bajo la propiedad actual, la familia Glazer, los Buccaneers revelaron un esquema de color totalmente nuevo que presentaba rojo, negro, blanco y peltre y reemplazaron a ‘Bucco Bruce’ con un logotipo amenazante de calavera y espadas.

Mantuvieron esa apariencia durante 17 años, logrando marca perdedora de 133-139 y 5-6 en la competición de la fase final.

Sin embargo, hay diferencias entre los nuevos uniformes y los de la era del Super Bowl.

El ajuste de la camiseta y los pantalones es más elegante, con menos brillo y más acabado mate. Y tienen tres combinaciones de colores diferentes en lugar de dos: rojo, blanco y un uniforme de peltre para los partidos de color oscuro. Anteriormente habían usado todo rojo para ese tipo de partidos.

Su casco de peltre con el logotipo de gran tamaño que hizo su debut en 2014 permanecerá, pero en lugar de cromo tendrá una máscara negra.

Los Buccaneers han expresado su deseo de usar sus uniformes de color crema para los partidos de visitantes, pero no han podido hacerlo porque las reglas de la NFL requieren que los jugadores mantengan el mismo casco durante la misma temporada.

Los viejos cascos de los Buccaneers eran blancos, mientras que los actuales son peltre. El equipo de Tampa Bay tiene la esperanza de que en el futuro podrá hacerlo.

Los Buccaneers tomaron la decisión de cambiar los uniformes antes de que Brady firmara con el club en la agencia libre el mes pasado, pero no perjudica a su marca teniendo en cuenta que la camiseta de Brady fue la más vendida de la NFL en 2019 y la única en superar lista de ventas de jugadores siete veces.

El equipo de Tampa Bay no tenía a un jugador representado en el top 50 en ventas de camisetas durante la pasada temporada, algo que cambiará con toda seguridad con la llegada de Brady.

EFE

Loading...