La Policía Boliviana interviene una marcha que buscaba romper la cuarentena

La Policía Boliviana intervino este lunes una movilización ciudadana que buscaba romper la cuarentena en una localidad de la región oriental de Santa Cruz, que concentra 97 de los 183 casos confirmados de COVID-19 en Bolivia.

Loading...
La Policía Boliviana intervino este lunes una movilización ciudadana que buscaba romper la cuarentena en una localidad de la región oriental de Santa Cruz

Los agentes intervinieron cuando unas pocas decenas de personas, algunas en motocicleta, comenzaban a marchar en Yapacaní, a unos 124 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, la capital regional.

LA CONVOCATORIA

La movilización fue convocada mediante un video de no más de tres minutos difundido en redes sociales, en el que aparecen siete personas, todas con sombreros, gorras y cascos y la cara cubierta con mascarillas.

En representación del grupo habla un hombre que, además de gorra y mascarilla, lleva gafas oscuras y llama a los pobladores de Yapacaní a una marcha y un cabildo o asamblea ciudadana este lunes.

El hombre protesta contra la cuarentena y hace una serie de demandas, como estabilidad laboral, que se les permita trabajar y que se acepte una supuesta ayuda ofrecida por Cuba y China a Bolivia y que, según afirma, el Gobierno interino de Jeanine Áñez se niega a recibir.

RECHAZO DE AUTORIDADES

Autoridades municipales y dirigentes de distintos sectores sociales de Yapacaní difundieron este lunes otro video en el que rechazan la convocatoria a esas protestas, aseguran que no representa a ninguna institución y piden a la población cumplir la cuarentena.

El comandante de la Policía de Yapacaní, Franklin Villazón, señaló que instruyó abrir una denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) para identificar a quienes convocaron a la marcha.

Villazón recordó que por la cuarentena vigente en el país están prohibidas todo tipo de manifestaciones, aglomeraciones o la “incitación pública a delinquir en el ámbito de romper la cuarentena”.

MOVILIZACIÓN SANCIONADA

La semana pasada hubo una marcha en la localidad de Riberalta, en la región amazónica de Beni, por la cual fueron detenidos tres hombres y dos mujeres investigados por supuestamente haber organizado la movilización en contra de la cuarentena.

Los cinco fueron acusados por supuestos delitos como atentado contra la salud pública, instigación pública a delinquir y sedición, entre otros, según el Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia.

La Justicia boliviana dispuso la detención preventiva de cuatro de los acusados en una cárcel de Beni, mientras que la quinta persona decidió someterse a un juicio abreviado, lo que implica reconocer su culpa, y fue sentenciada a tres años de prisión, de acuerdo a la misma fuente.

OTROS CASOS

El incumplimiento de la cuarentena deja episodios en Bolivia como el de una localidad cercana a La Paz que celebró una fiesta patronal pese a la prohibición y luego registró un fallecido por COVID-19, lo que llevó a las autoridades a aislar a todo el pueblo, Patacamaya.

O el del primer fallecimiento por coronavirus en la región central de Cochabamba, que ha puesto en apuros a las autoridades locales, pues tras el deceso sus familiares llevaron el cuerpo a su comunidad natal en el municipio de Punata, donde le enterraron sin cumplir los protocolos de bioseguridad y con la asistencia de unas 40 personas.

Bolivia, que reporta 11 fallecidos por la enfermedad, asumió medidas como la cuarentena, el cierre de fronteras y la prohibición de viajes para frenar el contagio del coronavirus.

EFE

Loading...