EEUU alcanza 200.000 contagios

El estado de Florida decidió unirse a los estados de EEUU que han ordenado el confinamiento de sus ciudadanos ante el aumento de los contagios de Covid-19, que ayer superaron los 200.000 en todo el país, mientras que Nueva York, el epicentro mundial de la pandemia, anunció que prevé que el pico de casos en su región no se produzca hasta finales de este mes de abril.

Loading...
El estado de Florida decidió unirse a los estados de EEUU que han ordenado el confinamiento de sus ciudadanos ante el aumento de los contagios de Covid-19, que ayer superaron los 200.000 en todo el país, mientras que Nueva York, el epicentro mundial de la pandemia
                   Personal funenario sacan un féretro del hospital Wyckoff Heights de Brooklyn

Tras 87 muertos y cerca de 7.000 contagiados, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció que toma esta decisión, que llevaba un tiempo rehusando, tras mantener varias conversaciones con el presidente estadounidense, Donald Trump, y con los asesores de la Casa Blanca, según explicó.

En Florida, el quinto estado más afectado por la pandemia, por detrás de Nueva York, Nueva Jersey, California y Michigan, los condados más afectados son los sureños Miami-Dade y Broward, lo que el gobernador relacionó con la presencia del aeropuerto que recibe los vuelos internacionales.

Esta medida, que ha sido criticada por el opositor Partido Demócrata que la considera tardía, coincide con la polémica sobre los al menos tres cruceros que navegan hacia el sur Florida con personas con problemas respiratorios y alguno incluso con enfermos diagnosticados con Covid-19 a bordo.

Las autoridades aún no han decidido si permitirán el desembarque de sus pasajeros y DeSantis dijo que no es que no quiera atender a esos enfermos, sino que tanto Miami-Dade como Broward no cuentan con camas de hospitales suficientes.

De momento, 34 de los 50 estados del país, además de Puerto Rico y el Distrito de Columbia, han emitido decretos para obligar a sus ciudadanos a quedarse en casa, lo que supone que aproximadamente 89% de la población estadounidense (unos 291 millones de personas) se encuentran recluidos.

EL PICO DE LA CURVA
EN NUEVA YORK A
FINALES DE ABRIL
Mientras Florida se embarca en las primeras medidas drásticas para intentar frenar la expansión de la Covid-19, Andreu Cuomo, el gobernador de Nueva York, mayor foco del virus a nivel mundial, calcula que la pandemia causará 16.000 muertos en ese estado y que el pico de la curva de contagios no llegará hasta finales de abril.

Cuomo anunció este miércoles que el número de contagios por la Covid-19 en el estado se sitúa en 83.712 (17.215 más que ayer) y el de fallecidos en 1.941 (391 más).
En el mejor de los casos, la Casa Blanca augura que el coronavirus podría dejar entre 100.000 y 240.000 muertos incluso con las medidas de contención que se han implementado, y ha avisado de que el rango puede llegar a entre 1,5 y 2,2 millones si nada se hiciera para combatir el virus, lo que no está sucediendo.

Según varios gráficos que Cuomo mostró durante una rueda de prensa, coincidiendo con el pico máximo de casos para finales abril, los hospitales de la ciudad necesitarán entre 75.000 y 110.000 camas y entre 25.000 y 37.000 respiradores, dependiendo de si se siguen al máximo las medidas de distancia social o de si estas son muy poco respetadas.

Cuomo, que como muchos otros políticos ha optado por recurrir al lenguaje castrense para hablar sobre esta crisis sanitaria, habló de la necesidad de estar preparados para “la batalla de la cumbre de la montaña” para afrontar el pico de contagios.

“En esta guerra tenemos que hacer planes para la siguiente batalla. Hemos estado por detrás desde el primer día, este virus nos ha tomado la delantera desde el primer día, así no se gana una guerra. La siguiente batalla es el pico, la siguiente batalla es en la cima de la montaña, porque donde veis una curva yo veo una montaña”, dijo Cuomo.

EEUU SUPERA LOS 200.000 CONTAGIADOS
Estas nuevas medidas adoptadas por Florida coinciden con un nuevo aumento de los casos en el país, donde las personas contagiadas ya han superado las 200.000, mientras se han registrado 4.476 fallecidos, de acuerdo con la Universidad de Johns Hopkins.

Según este centro, son ya 203.608 contagiados en todo el país, donde el número de personas infectadas se ha duplicado en solo cinco días, ya que el pasado viernes EEUU registró 100.000 casos y se convirtió en el primer país en superar esa cifra, a la que ahora han llegado España e Italia, los dos países europeos con más casos detectados.

Después de EE.UU., el mayor número de contagios se registra en Italia, donde hay 110.574 casos y 13.155 personas han perdido la vida. Le siguen España con 102.136 infectados y 9.053 fallecidos; China con 82.361 casos y 3.316 muertos, y Alemania con 76.544 infectados y 858 decesos, detalla la Universidad de Johns Hopkins.

Dentro de EEUU, la ciudad más afectada es Nueva York con 1.139 fallecidos, una cifra mucho más elevada que la del condado de King, en el estado de Washington, con 150 muertos; de la ciudad de Wayne, en Michigan, con 120, y Nueva Orleans, Luisiana, con 101.

DOLOR EN GUAYAQUIL
La fulminante propagación del coronavirus en la provincia de Guayas, cuya capital Guayaquil es una de las ciudades del mundo más castigadas por el coronavirus per cápita, ha creado una situación de abandono de cadáveres que las autoridades tratan de resolver.

El desbordamiento de la situación en Guayas (suroeste), donde han muerto 52 personas de los 79 fallecidos por coronavirus en todo Ecuador, ha llevado al Gobierno de Lenín Moreno a poner en marcha esta semana una Fuerza de Tarea Conjunta, y coordinar la recolección general de cadáveres.

UNA COSA TRAS OTRA
Para Jorge Wated, jefe de esa Fuerza, en estos momentos la presencia de cadáveres en las viviendas “está relacionada con la poca capacidad que tienen las funerarias de la ciudad de dar sus servicios mortuorios en conexión con los camposantos de Guayaquil”.

A las funerarias desbordadas de trabajo, se sumaron otras, generalmente pequeñas, que se niegan a seguir los procesos por temor a contagios al desconocer la causa del fallecimiento.
Y a esto, se sumó la dificultad que conlleva el toque de queda, por quince horas, a partir de las 14.00 hora local, en todo el país, que complica los trámites de defunción, algo que intentan solucionar ahora con la extensión de ciertos horarios de trabajo.

Por ello, con la nueva Fuerza de Tarea se busca facilitar la realización de trámites, evitar que personas salgan a las calles y entregar los documentos en el hogar en caso de que la gente desee enterrar por cuenta propia a sus muertos.
Pero hay cuerpos que las familias han preferido que sean retirados por las autoridades. Entre el lunes y martes “hemos sepultado aproximadamente cincuenta personas”, aseguró Wated a EFE.

SITUACIÓN ALARMANTE
Y es que el dolor por las muertes en la provincia ecuatoriana del Guayas, donde el contagio de la Covid-19 es de los más altos del mundo si se tiene en cuenta el número de población, se ha duplicado por la imposibilidad de enterrar a muchas personas que han fallecido en sus hogares, donde han permanecido durante días.

“¿Qué está pasando en el sistema de salud pública del país?. No retiran a los muertos de las casas, los dejan en las veredas, caen frente a hospitales, nadie los quiere ir a recoger”, alertaba el fin de semana la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, desde el aislamiento en su casa por ser una de las contagiadas de Covid-19.

Se hacía así eco de las denuncias ciudadanas que, a través de la prensa y en redes sociales, clamaban para que las autoridades levanten los cadáveres de los domicilios, mientras otros, envueltos en llanto, ruegan que les entreguen los cuerpos de sus familiares fallecidos en hospitales hace días.

¿CADÁVERES HASTA CINCO DÍAS EN CASAS?
El “retraso importante” en el levantamiento de los cadáveres provocó que la gente se volcara a las redes sociales para rogar por ayuda, algunos con vídeos que han resultado ser falsos.

“Los casos que nos reportan, sobre todo en redes sociales, nos han informado eso, de que han estado cuatro días, cinco días esperando (para el levantamiento de cadáveres)”, comentó Wated.
Y mencionó que recientemente circuló en redes sociales el vídeo del cuerpo de un anciano que murió “por muerte natural” y que la gente lo colocó en la calle.
“Cuando fuimos inmediatamente a ver el caso, lo que quería la familia es que le entreguemos el certificado de defunción”, dijo al recordar otro caso en el que personas quemaron llantas cerca de un ataúd colocado en la calle para exigir que las autoridades se lleven el cuerpo para enterrarlo.

FRENAR EL DESBORDAMIENTO
Según cifras oficiales, en Ecuador hay 79 fallecidos por Covid-19, la mayor parte de ellos (52) en el Guayas, pero sospechan que otros 67 decesos puedan estar relacionados con esa enfermedad.

Guayas ha mantenido, en tiempos normales, un alto número de defunciones, pero la pandemia del coronavirus provocó un “desbordamiento” en los procesos funerales, comentó Wated.

Algo que el Gobierno intenta solucionar con la ayuda de policías, militares y otras instituciones, mientras el clamor ciudadano por ayuda se sigue regando por las redes sociales.

Sólo en Guayaquil -la capital de la provincia del Guayas, y donde hay un promedio de cuarenta fallecidos diarios por causa natural- se han recogido en la última semana unos 310 cadáveres, dijo el funcionario al aclarar que corresponden a fallecidos por distintas causas.
La provincia, con 3,6 millones de habitantes, acumula 1.615 de los 2.302 casos de coronavirus en Ecuador, la mayor parte de ellos (1.116) concentrados en la ciudad de Guayaquil, lo que la convierte per cápita en una de las ciudades más castigadas del mundo por la pandemia.

ESPAÑA ALCANZA RÉCORD DE MUERTES EN 24 HORAS
Más de 800.000 personas en todo el mundo están contagiadas por coronavirus Covid-19, según la OMS, mientras que España registró en las últimas 24 horas una nueva cifra máxima de muertes, 864, hasta alcanzar un total de 9.053 fallecimientos.
En España, que ya ha superado la cifra de 100.000 contagiados, los nuevos casos aumentaron en 7.719 en las últimas 24 horas, un 8,2 por ciento, según las cifras divulgadas este miércoles por el Ministerio de Sanidad, lo que supone la cifra más baja de los últimos días.

UN RÉCORD DE MÁS DE 4.000 MUERTES DIARIAS
Los casos globales registrados de COVID-19 ascendieron ayer a 823.626, tras diagnosticarse 68.678 nuevas infecciones, un nuevo récord diario, mientras que los fallecidos son 40.598, de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
La OMS registró este miércoles 4.027 nuevas muertes, también un nuevo récord diario, mientras que los países y territorios afectados son 205, ya prácticamente la totalidad del planeta con excepciones en algunas islas del Pacífico y Estados en guerra sin datos oficiales.
Estados Unidos es el país donde la pandemia avanza con mayor rapidez y, con 189.000 casos estimados, ya casi dobla los 105.000 de Italia, la segunda nación más afectada, seguida de España, que sobrepasó la barrera de los 100.000, y China, que con 81.000 casos mantiene números muy estables desde hace dos semanas.

SEMANAS “DOLOROSAS” EN EEUU
El presidente estadounidense, Donald Trump, avisó a sus compatriotas de que las próximas dos o tres semanas serán “muy dolorosas” y que el Covid-19 matará a por lo menos 100.000 personas, aunque podrían ser cerca de 240.000.
Cada semana de paralización económica por el coronavirus le cuesta a España entre 10.000 y 20.000 millones de euros, o entre el 0,8 y 1,6 puntos porcentuales de crecimiento del producto interior bruto (PIB), según un estudio del Instituto alemán Ifo publicado ayer.
Reino Unido ha registrado 563 muertos en un solo día por Covid-19, el máximo número hasta ahora, hasta alcanzar un total de 2.352 fallecidos por la enfermedad, según los datos publicados ayer por el ministerio de Sanidad británico.
Los infectados por el coronavirus ascienden a 29.474, con 4.324 casos detectados en las últimas 24 horas, mientras aumenta la presión sobre el Gobierno británico para incrementar el número de test diarios.

MÁS DE 5.000 CASOS EN 24 HORAS EN ALEMANIA
El número de infectados registrados en Alemania, el quinto país en número de casos tras EEUU, Italia, España y China, ha ascendido en las últimas 24 horas en 5.453 personas, hasta los 67.366, y el número de muertos ha alcanzado ya los 732, informaron las autoridades sanitarias alemanas.
Las cifras oficiales de Alemania siguen estando -por su método de recolección y confirmación de los datos- por debajo de las que proporciona la Universidad John Hopkins, que eleva los infectados a 74.508 y el número de muertos a 821.
Un grupo de intelectuales de lengua alemana ha pedido en una carta abierta al Gobierno de la canciller, Angela Merkel, que admita la emisión de títulos de deuda común (los conocidos como “coronabonos”) para hacer frente a la crisis suscitada por la pandemia.
“La situación exige solidaridad inmediata y concreta. Eso quiere decir emitir coronabonos, títulos de deuda comunes de los Estados de la UE y hacerlo antes de que el hundimiento de las economías alcance una dinámica propia”, agregan los firmantes.

VULNERABILIDAD ALIMENTARIA EN AMÉRICA
Además de las consecuencias de salud, económicas y sociales que está provocando la pandemia del coronavirus en América, la situación alimentaria aparece como una preocupación más, pues muchos países de la región son especialmente vulnerables, indica un informe del IICA publicado este miércoles.
El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con sede en Costa Rica, lanzó este miércoles el “Monitor de la Seguridad Alimentaria para América Latina y el Caribe”, un reporte sobre el sector agroalimentario continental frente al Covid-19 que se actualizará periódicamente.
El primer informe del monitor estableció un índice de vulnerabilidad alimentaria que toma en cuenta el ingreso neto per cápita, la importación o exportación neta de alimentos per cápita, la prevalencia de la subnutrición y la posición neta fiscal de los gobiernos.
“Países como Haití, Bolivia y Venezuela presentan altos índices de vulnerabilidad al ser economías de bajo ingreso, alta dependencia de la importación de alimentos y alta prevalencia de subnutrición”, alertó el informe.
En un escala intermedia de vulnerabilidad se encuentran México, Colombia Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Panamá, República Dominicana y la mayoría de las islas del Caribe.
Con una vulnerabilidad menor se ubican Estados Unidos, Costa Rica, y todos los países de Suramérica, menos los casos de Colombia (intermedio), y de Venezuela y Bolivia (alta vulnerabilidad).
“Tenemos a la vez, un grupo de países: Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía y Granada, donde, a pesar de contar con ingresos mayores, son altamente dependientes de las importaciones y del turismo (uno de los sectores más afectados por la coyuntura actual)”, advirtió el IICA.
El Monitor lanzado este miércoles por el IICA incluye una serie de informaciones por país acerca del comportamiento de los mercados internos de alimentos y de las políticas y decisiones que están implementando los Gobiernos en el sector agrícola frente a la pandemia.
La publicación tiene como objetivo apoyar a los tomadores de decisión de los sectores públicos de los países miembros del IICA en todos los niveles, federal, estatal y municipal, explicó el instituto.
La publicación identificará tendencias e incluirá información con análisis, cifras y decisiones de los ministerios de Agricultura de la región, así como hechos relevantes sobre producción, logística, comercialización y abastecimiento.

LEYENDAS

Personal de un centro médico del sector Casuarina de Guayaquil colocó un cadáver en la acera

Personal funerario sacan un féretro del Hospital Wyckoff Heights de Brooklyn

Un cadáver yace en las afueras de un edificio de los bloques Apanor de la Alborada, Guayaquil

El padre Brian Mahoney realiza confesiones en el estacionamiento de la Iglesia Santa María de Chelmsford, Massachussets

Un féretro es desinfectado antes de ingresar al cementerio de Guayaquil

Un presunto paciente del Covid-19 ingresa al Hospital Wyckoff Heights de Brooklyn

Un hospital de Nueva York recibe numerosos pacientes

Los hospitales neoyorkinos están colapsados con el ingreso de nuevos casos

Carros fúnebres aguardan por su turno para ingresar al cementerio de Guayaquil

Vista de dos vehículos que transportan los féretros de dos fallecidos por Covid-19, a su llegada a un cementerio de Guayaquil

EFE

Loading...