Estrangularon a una cajera en su residencia en Los Overos

                                                     Morgue de caña de azúcar

Una ciudadana, identificada como Dinimar Parra, de 39 años de edad, de oficio cajera y madre de una adolescente de 14 años de edad, fue estrangulada en circunstancias muy extrañas, y su cadáver en avanzado estado de descomposición fue localizado en la habitación donde dormía su hija en Los Overos, Turmero del municipio Santiago Mariño.

Loading...

Marisol Parra, madre de la víctima, quien acudió en la mañana de este miércoles a los servicios generales de la oficina de Senamecf, en Caña de Azúcar a tramitar el retiro del cadáver para su cristiana sepultura, en medio de su dolor y gran tristeza, gentilmente ofreció declaraciones a los periodistas del matutino de los valles de Aragua.

Manifestó que el cadáver fue localizado desprovisto de la vestimenta, solo le apreciaron prendas íntimas, y en el fregadero de la cocina, se observó una carne que al parecer prepararía para el almuerzo.

Comentó a los periodistas que la última vez que la vieron con vida en su casa, situada en la manzana 3 de la urbanización Araguaney, en Los Overos fue el sábado. Ella esperaba a un albañil para que le realizará unas reparaciones en la residencia y se presume que la ciudadana habría sacado de la nevera la carne para preparar el almuerzo.

En efecto, los moradores vieron a una persona, y después desapareció en circunstancias muy extrañas. Como estamos afrontando la cuarentena colectiva nacional, decretada por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros para evitar la propagación del Coronavirus, los habitantes de ese urbanismo se mantienen encerrados en sus casas.  “Lo curioso del caso es que mi hija el día lunes no se dirigió a su trabajo, en una panadería en La Encrucijada de Turmero, en donde ejercía las funciones de cajera. Tenía doce años consecutivos laborando para esa empresa y eso preocupó a sus compañeras de labores”, dijo. “Como no daba señales de humo, y además, el teléfono salía apagado, nosotros nos preocupados por su bienestar e inmediatamente la familia y las compañeras de trabajo, se trasladaron a la residencia”, comentó.

Con la venia de los vecinos, sus seres queridos ingresaron a la residencia y después de visualizar cada una de las habitaciones y baños, “en el cuarto donde dormía mi nieta, se consiguió el cadáver de mi hija en avanzado estado de descomposición”.  “Yo que vivo aquí en Maracay, horas más tarde, me notificaron de la lamentable noticia de la muerte de mi hija”, agregó.  Ante una pregunta que si la joven tenía pareja, a lo qué señora respondió lo siguiente: ¡Sí! Pero él vive y trabaja en Valencia”.

Su pareja es un hombre casado y los fines de semana es que la visitaba, agregó la denunciante. Pero él dio la cara y sabe de esta situación. Claro sí. El tiene conocimiento y no está aquí con nosotros porque es un hombre comprometido con su esposa . ¿Y de quién sospecho   – Nosotros presumimos del albañil. Ella esperaba a ese individuo, de quien lo desconocemos para que le hiciera unas reparaciones. Todos los indicios lo señalan como el principal autor de la muerte de la cajera, y esperamos que ese caso no vaya a quedar impune, expresó la ciudadana en un tono muy triste.

Ahora el caso está bajo averiguación de los funcionarios de la Base de Homicidios con sede en San Pablo, en Turmero del municipio Mariño. Los sabuesos practicarán una serie de investigaciones para dar con el paradero del trabajador de la construcción para tomarle declaraciones.  Asimismo añadió que “el individuo se robó toda la comida que compró mi hija para la semana y asimismo se llevó las llaves”.

Finalizó diciendo que la casa, donde vivía no era de ella, sino de un familiar que trabaja en España. Dinimar la cuidaba. Le quedaba cerca de su trabajo en La Encrucijada.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...