Nakary Romero, psicóloga: “Es difícil para los venezolanos alejarse de su entorno social”

Nakary Romero, psicóloga clínico de orientación psicoanalista, conversó con elsiglo acerca de lo complicado que resulta para los venezolanos el hecho de cumplir con la cuarentena y mantenerse alejados de su entorno social.

Loading...
Nakary Romero, psicóloga: “Es difícil para los venezolanos alejarse de su entorno social”

Con respecto a la alerta del coronavirus, la psicóloga comentó que este fenómeno de la pandemia ha paralizado al mundo, ya no estamos hablando de una situación que compete a un país en particular sino al planeta Tierra.

“Pienso que es un momento histórico y muy difícil, y que cada quien lo irá asumiendo de acuerdo a lo que su propia historia y singularidad le permita. Esto por supuesto traerá consecuencias en varios aspectos, pero de manera particular”, comentó.

Explicó que para los venezolanos, permanecerse en casa, siendo esta una cultura tan “sociable”, “amigable” y “chistosa”, es todo un reto, porque el momento actual tiene demasiada realidad como para reírnos. “Muchos nos sentimos abrumados, consternados, preocupados pero sobretodo asustados, pues es algo totalmente desconocido y esto angustia”.

Pero también hay que destacar – dijo la psicólogo- que como venezolanos amamos la vida y esto es una fortaleza que podemos ver en el acatamiento de la cuarentena total. El efecto ha sido que el número de casos no se haya elevado tanto como en otros países. Hemos acatado las normas que se nos han impuesto para la preservación de nuestra vida y nuestra conducta ha sido ejemplar. Eso es algo que tenemos que reconocer, aseveró.

Indicó que nuestro país ha pasado ya por suficientes situaciones que nos han llevado al límite y está no es la excepción. “Hemos probado que sabemos hacer en situaciones difíciles una muestra de ello fue el apagón que vivimos en marzo del año pasado”.

Romero recalcó: “Esta es una situación complicada, delicada y contingente. Con complicada me refiero a que es algo inédito, nuevo y como toda nueva experiencia nos trae preocupación, angustia, reacciones inesperadas e incluso instintivas”.

Es delicada, porque está en juego nuestra vida, nuestra salud, es algo que si no acatamos las normativas, pues simplemente nos exponemos no solo nosotros sino a nuestros familiares, amigos, hijos, a nuestros seres más queridos.

Contingente porque no es algo que elegimos vivir, es algo que sucedió y que como tal nos impacta en nuestra cotidianidad, nos sorprende y nos hace apelar a aspectos subjetivos de cada uno que desconocemos.

¿Qué pueden hacer los padres?

-Qué hacer con los hijos en una atmósfera de convivencia que pudiéramos llamar forzada, hay unas medidas educativas que las escuelas han tomado por un lado para continuar la formación de los niños, me refiero al uso de las vías digitales de comunicación para enviar y corregir tareas que deberán ser supervisadas por ellos.
Eso implica que este tiempo no es de ocio esparcimiento y “tiempo libre” sino que la formación y el estudio de nuestros niños aun se mantiene, y los padres tienen una responsabilidad que los implica mucho más ahora. Pero por otro lado, que no es el estrictamente de aprendizaje escolar, cada miembro de la familia está llamado a reflexionar sobre ese rol que tiene como padre, como amigo, como profesional. “Es un momento de reinventarse”, especificó Romero.

Indicó que los padres internalicen que como padres deben aprovechar este tiempo para fortalecer los lazos con nuestros hijos, más allá de alguna dinámica específica de cómo hacer para entretenerlos, de lo que se trata es de interesarnos genuinamente en ellos. De conocerlos más, de adentrarnos en sus mundos infantiles, de interrelacionarnos más con ellos.

“Creo que se ha perdido un poco el norte del saber hacer naturalmente con los hijos, del compartir con ellos. Estamos tan metidos últimamente en lo acelerado de la vida, en los métodos comprobados de crianza, en nuestros teléfonos inteligente, nuestros trabajos, que nos hemos alejado de entablar verdaderas relaciones con nuestros hijos”.

El llamado es para que todos aprovechemos el tiempo y hagamos lo necesario para no desmayar y sacar todo lo positivo de la situación que estamos viviendo.

IRIOS MÉNDEZ | el siglo

Loading...