Murió sexagenario tras caer de una mata de mango

434

Un sexagenario que subió a una mata de mango a recoger frutas tropicales para alimentarse, falleció tras sufrir una caída aparatosa en el barrio Los Olivos Nuevos en la ciudad de Maracay del municipio Girardot del estado Aragua.

Loading...
 Sitio del accidente ocurrido el sábado en la tarde

Sitio del accidente ocurrido el sábado en la tarde

El ciudadano fue identificado por Aura González, su hermana, como José Gabino González Milano, de 68 años de edad, quien residía en la calle Diego de Losada, casa número 72 del referido sector de la ciudad.

Dijo que su hermano, padre de cinco hijos todos mayores de edad, trabajaba en una carpintería.

Estando en la morgue de Caña de Azúcar, la ciudadana comentó que el accidente ocurrió el sábado pasado a eso de las 5:00 de la tarde. A esa hora del día se dirigió a la calle Alirio Urgarte Pelayo e ingresó a una vivienda en estado de abandono, número 32, y subió a una mata a tumbar mangos.

Cuando se encontraba a una altura de unos 2 ó 3 metros, una de las ramas se desprendió y cayó al pavimento, golpeándose en varias partes del cuerpo e incluso en la cavidad craneal, en donde tenía una lesión vieja.

Con la premura del caso, dijo, los vecinos, en un gesto de solidaridad, lo trasladaron al servicio de Emergencia del Hospital Central de Maracay, en donde quedó bajo observación de los galenos de guardia.

Sin embargo, al día siguiente a las 2:30 de la tarde, “mi hermano dejó de existir a causa de las lesiones. El cadáver fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar para determinar a través de la autopsia el tipo de lesión causada en la caída.

VECINOS PIDEN LA PODA DE LA MATA

Por su parte, Ronny Henríquez, vecino de la comunidad de Los Olivos Nuevos, se quejó que esa especie sembrada en esa calle, específicamente en las afueras de la vivienda número 32, representa un grave peligro para los niños del sector.

Muchos de ellos suben en un descuido de sus padres o representantes a tumbar mangos, y ya cobró su primera víctima. Se trataba de un señor mayor, quien quiso agarrar unos mangos e inexplicablemente se cayó a una altura considerable.

Por otro lado, denunció que las ramas hacen contacto con las guayas conductoras de electricidad y cada vez que ventea, se produce un apagón en la calle. Se corre peligro a cualquier hora del día.

Dijo que “nosotros le pedimos el apoyo a una cuadrilla de Corpoelec para que realizara una poda, pero ésta le puso pero. Hubo que recoger un dinero entre los habitantes para que le cortara algunas ramas. Sin embargo, el peligro sigue ahí”.

“Y como ustedes los medios de comunicación social, se presentaron a la comunidad, le pedimos la ayuda de la Alcaldía de Girardot para que corten ese árbol, el cual está situado en la calle Alirio Ugarte Pelayo en la parroquia Madre María, en la zona norte de Maracay.”

Asimismo el llamado va dirigido a los representantes de Protección Civil o cualquier otro organismo que tenga competencia en esas actividades, expresó el denunciante.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...