Eje Este del estado Aragua es sinónimo de “talento”

Para nadie es un secreto que las mejores esencias se guardan en frascos pequeños y que el talento no tiene edad. Lo cierto es que al recorrer distintos espacios del eje Este del estado Aragua, esta afirmación cobra significado, pues aunque los niños y jóvenes desde siempre han formado parte de la siembra de talento, los modernos arrastran mayor masa de seguidores.

Loading...
Carmelo Alexander Camejo Aponte, muerto
Carmelo Alexander Camejo Aponte, muerto

Ante este panorama, realizamos una vista a la casa de cada uno de estos talentos, para conocer de primera mano como comenzaron con esta forma de expresarse y cómo han llegado a escalar en los distintos ámbitos, creando una marca en sus zonas.

Tal es el caso del pequeño Ángel David González, de 10 años de edad, quien hasta el momento ha mostrado sus dotes artísticos, no sólo a nivel musical, sino actoral, representando papeles especiales de grandes próceres en varios escenarios, entre los que destacan Simón Bolívar y José Félix Ribas.

Según, su mamá la señora Ángela Rodríguez, comenzó a observar el talento de su pequeño desde la edad de 3 años de edad, con la música, luego de eso a los cuatro incursionó en el campo del teatro de ahí debido a su aceptación y talento permaneció.

“Nosotros comenzamos a ver en Ángel, desde siempre, pero fue cuando llegó a preescolar, cuando le tocó declamar una copla y sorprendió a todos por el impacto y la capacidad de identificarse con cada una de sus letras, por lo que en familia decidimos buscarle una ventana para que explotara sus dotes. Desde entonces ha sido llamado a escenificar trabajos de actuación, aunque su fuerte son los monólogos”, puntualizó.

Asimismo señaló que todo este talento le abrió las puertas para formar parte de programas de radio, donde inicialmente sólo era acompañante, pero ya es uno de los locutores, quienes llevan las riendas del espacio, dedicado a dar a conocer los proyectos de los niños y jóvenes del eje Este.

Con respecto al tema, el pequeño Ángel, que es un niño talentoso, que le gusta aprender de todo un poco, por lo que ha decidido incursionar en todas las muestras artísticas que puede, como la música, el teatro y el dibujo en el Ateneo de Ribas.

“Me gusta el dibujo porque puedo poner en manifiesto toda la creatividad que tengo, la música porque puedo crear sonidos que me gustan y el teatro, porque puedo interpretar distintos personajes, como los próceres que lucharon en nuestro país”, puntualizó el pequeño.

Moviéndonos un poco hacia la zona noroeste del municipio Ribas, específicamente en el barrio de Jesús, nos encontramos con la extrovertida Neyla Silva. Ella a sus cortos 9 años ya ha recorrido varios escenarios de su entidad, poniendo en manifiesto su talento en música venezolana y deleitando a los residentes con las melodías tradicionales y por supuesto sus puestas en escena, todo esto acompañada del arpa, cuatro y las maracas.

Neida Silva, mamá de esta artista naciente de la canta criolla de La Victoria, comentó que ella comenzó a notar el talento de Neyla, cuando tenía no más de cuatro años y comenzó a participar en los actos escolares cantando, sin previo aviso, pero con todo la disposición de una gran artista y con una voz que ni ella conocía bien.

“Yo veía que a Neyla le gustaba mucho ver como actuaban los cantantes, pero su emoción crecía cuando observaba los de música venezolana, no me llamó la atención hasta que me pidió que le reprodujera las canciones para ella aprenderlas y así fue, solita comenzó y a presentarse sola en los actos escolares. Es una niña autodidacta y fue hasta el año pasado cuando en vista de su gusto comenzó a educar su voz”.

Asimismo, comentó que a consecuencia de perseguir el sueño de su hija, son muchos los sacrificios que ha tenido que hacer, sin embargo son bien pagados cuando ve su esfuerzo hecho realidad en cada una de sus participaciones en los festivales y conciertos donde es invitada.

Por su parte, la bella Neyla dijo: “Me gusta la música venezolana, pero me especializó en la recia, porque ahí puedo mostrar mi carácter y jocosidad. Yo admiro mucho a Rummy Olivo, en algún momento quisiera ser como ella, cuando se para en un escenario. He participado en seis festivales y la sensación es buena, siento nerviosismo, pero a la vez deseo de expresarme”.

Actualmente, Neyla Silva se encuentra educando su voz para las presentaciones a futuro en la Casa de la Cultura de La Victoria, municipio Ribas.

Ahora bien, los jóvenes de esta parte del eje Este, también forman parte de la creación de una mejor sociedad, demostrando que con buenas intenciones y buen manejo de las herramientas de la actualidad, se puede construir un mejor futuro.

Tal es el caso de Javier Reyes, un joven que desde hace por lo menos dos años se encuentra respaldando y apoyando a los “chamos” del eje Este, con sus conocimientos acerca de los emprendimientos y las herramientas de cómo con poco llegar a hacer más de lo que piensan.

Reyes informó que él comenzó cuando aún era menor de edad y se encontraba buscando alternativas para poder fortalecer sus ingresos. “Inicié vendiendo dulces por las redes sociales, recibí buena aceptación. Pero fue cuando entré a laborar a una empresa de envíos internacionales y se me prendió el bombillo en conjunto de vender en otros países y fue ahí cuando emprendí mi negocio”, puntualizó.

Igualmente expresó que esa entrada le dio pie a muchos proyectos, pues a consecuencia de ese éxito, fue buscado por varias personas quienes necesitaban iniciar proyectos y no sabía cómo, ni qué herramientas utilizar.

“Me gusta cooperar con las personas, porque para nadie es un secreto que la situación del país no es la mejor, no obstante, en nosotros los jóvenes está en apoyarnos en progresar y con las herramientas que tenemos en la mano impulsarnos. Entonces, básicamente ahorita mi labor es esa y al parecer ha sido fructífera porque he ayudado mucho y ellos a mí. Es una relación reciproca”.

Vale destacar que este joven no sólo se quedó en la ayuda, sino que también comenzó a invertir en la bolsa de valores, lo que ha incentivado a muchos a creer en el emprendimiento. “Y en que el éxito no tiene límites y que el querer es poder, pese a cualquier inconveniente”, dijo Javier Reyes.

En resumidas cuentas, el eje Este del estado Aragua se encargaba cada día de crear niños y jóvenes que sean embajadores de sus tierras, siempre teniendo como premisa el compromiso y los demás valores que los hacen trascender y proyectarse a nivel nacional e internacional.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...