Feligreses recibieron la eucaristía virtual

Debido al decreto de cuarentena que se vive en el país, este domingo los feligreses recibieron la eucaristía por medio de las diferentes plataformas digitales y de comunicación.

Loading...
La iglesia católica continúa haciendo las misas pero sin presencia de los fieles
La iglesia católica continúa haciendo las misas pero sin presencia de los fieles

Y es que en cumplimiento del exhorto nacional, regional y municipal de evitar la aglomeración de personas, la iglesia católica ha decidió realizar las misas a puerta cerrada, sin embargo, todos los creyentes pueden seguir recibiendo la bendición de Dios, ya que las mismas son transmitidas vía Internet o a través de los diferentes medios de comunicación regional y redes sociales.

En este sentido, en varios estados del país pudieron disfrutar de la misa dominical oficiada por el cardenal Baltasar Porras, ya que diversos medios de comunicación radiales lograron la transmisión y así se envió un mensaje de paz al pueblo venezolano.

Por otra parte, en el estado Aragua a partir de las 12:00 del mediodía los feligreses disfrutaron de la santa misa que se llevó a cabo en la Catedral de Maracay, esto gracias a la unión de medios radiales y algunas páginas de redes sociales.

SEMANA SANTA A PUERTA CERRADA

La Diócesis de Maracay, presidida por el monseñor Enrique Parravano Marino, obispo de la ciudad, envió un comunicado a la feligresía en el cual indica que en virtud de la expansión del Coronavirus o Covid-19 en Venezuela, se vieron en la obligación de modificar las estructuras de los encuentros cuaresmales y las celebraciones de la Semana Santa, con el objetivo de evitar la propagación y el contagio del virus.

En este sentido, dicho comunicado explica que fue una decisión basada en los lineamientos y directrices de las autoridades competentes y el reciente comunicado de la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezuela del 15 de marzo del 2020.

Asimismo establece que se suspenden todas las celebraciones eucarísticas diarias y dominicales hasta nuevo aviso, así como cualquier otro tipo de celebraciones litúrgicas, es decir, vía crucis, procesiones, encuentros, retiros pascuales juveniles, catequesis, bautizos, confirmaciones y bodas, las cuales cuenten además con la participación de los fieles tanto dentro de los templos como afuera de ellos.

De igual forma, el comunicado indica que los sacerdotes continuarán celebrando la eucaristía sin pueblo, procurando que sean transmitidas por vías digitales u otros medios de comunicación, recalcando que los pueblos permanecerán cerrados mientras dure la emergencia sanitaria.

Monseñor Parravano manifestó en el comunicado que si persiste la alerta sanitaria y la situación se agrava, las celebraciones de la Semana Santa tendrían que realizarse de forma privada sin la participación de los fieles.

En cuanto a las parroquias que prestan un servicio social a favor de los más necesitados, el Obispo de Maracay resaltó que las mismas continúen con sus labores, tomando las precauciones respectivas y evitando la aglomeración de personas.

En este mismo orden de ideas, Monseñor Parravano insta a las familias a que permanezcan en sus casas y organicen momentos de oración, con la finalidad de fortalecerse en la fe y esperanza, y pedir por la salud de los venezolanos y del mundo, y en especial para aquellos que padecen del virus.

Finalmente, el comunicado establece que se traslada la celebración de la Solemnidad de San José para el 1° de Mayo, siempre y cuando estén dadas las condiciones para la misma.

MÓNICA GOITIA | elsiglo

Loading...