GM y Ford suspenden la producción en Norteamérica hasta el 30 de marzo

Los dos principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos, General Motors (GM) y Ford, han suspendido temporalmente su producción en Norteamérica ante la caída de la demanda de vehículos por la crisis causada por el COVID-19.

Loading...

Los dos fabricantes anunciaron este miércoles que sus plantas cesarán la producción de automóviles y componentes en las próximas horas y se mantendrán cerradas inicialmente hasta el 30 de marzo. Se prevé que Fiat Chrysler (FCA), el tercer fabricante estadounidense, anuncie a lo largo del miércoles medidas similares.

Hoy, Honda tomó la misma medida con la suspensión de la producción de vehículos, motores y transmisiones en Estados Unidos, Canadá y México.

GM y Ford señalaron que el parón permitirá la limpieza de sus instalaciones para proteger a sus empleados una vez que reanuden la producción.

La semana pasada, los tres fabricantes ya habían establecido que aquellos trabajadores que pudiesen realizar sus labores de forma remota, permaneciesen en sus hogares para disminuir el riesgo de propagación del COVID-19.

La presidenta y consejera delegada de GM, Mary Barra, afirmó que están “tomando precauciones extraordinarias en todo el mundo para mantener nuestras plantas seguras y los recientes acontecimientos en Norteamérica hacen claro que esto es lo apropiado”.

GM, que paralizará la producción en sus plantas de forma escalonada dependiendo de las características de cada instalación, dijo que la reanudación de la producción será examinada “cada semana” a partir del 30 de marzo.

Por su parte, el presidente de Ford en Norteamérica, Kumar Galhotra, explicó que “en estos tiempos sin precedentes, estamos explorando soluciones únicas y creativas para apoyar a nuestra plantilla, clientes, concesionarios, proveedores y comunidades”.

Este miércoles, la planta de producción de FCA en Sterling Heights, en las cercanías de Detroit (EE.UU.), se vio obligada a suspender su producción, la segunda vez en menos de 12 horas, después de que uno de sus trabajadores diese positivo en pruebas del coronavirus.

También hoy, Ford tuvo que cerrar temporalmente la planta de montaje de vehículos de Michigan por la misma razón.

Desde hace días, los sindicatos United Auto Workers (UAW) en Estados Unidos y Unifor en Canadá negocian con General Motors, Ford y Fiat Chrysler (FCA) parones temporales y parciales de sus instalaciones, tanto para ajustar la producción a la demanda como para proteger a los trabajadores de COVID-19.

Este martes, Ford anunció la suspensión de su producción en Europa “durante semanas”, medida que afecta a las plantas de Colonia y Saarlouis, la de Cracovia y la de Valencia.

EFE

Loading...