Con múltiples disparos hallaron nueve cadáveres en Villa de Cura

De acuerdo a las informaciones que se ofrecieron a los representantes de los medios de comunicación social, por pugnas entre las bandas de “El Chevrolet” y “El Catire” en el municipio Ezequiel Zamora en Aragua, se registró un fuerte enfrentamiento entre esas organizaciones delincuenciales en una de las zonas campesinas de Malpica del Toro, dejando un saldo de nueve personas muertas y el robo de armas de guerra, así como de otras evidencias.  

Loading...
nueve muertos en total
A un lado de la vía estaban arrumados los cuerpos                                                                      Foto: Rafael Salguero

El suceso, según la suposición del caso, se escenificó entre la noche lunes y la madrugada del martes, y posteriormente los hampones para desorientar a los investigadores montaron los cadáveres en varios vehículos, procediendo luego arrojarlos en la Zona Industrial de Los Tanques, específicamente en el relleno sanitario, un sitio distante donde se produjo el tiroteo, según las fuentes consultadas.

Los difuntos, algunos con pantalones y otros vestidos de bermudas, estaban apilonados uno sobre otros cerca de un poste de alumbrado público y a pocos metros de la entrada del botadero de basura.

Aunque se desconocen sus identidades, algunas de las víctimas de ese hecho sangriento respondían a los remoquetes de “El Julián”, “El Anderson”, “El Niche”, El Secro”, así como “El Catire”, cabecilla principal de la organización criminal y su hermano.

Los cuerpos fueron trasladados en un vehículo especial hasta el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, con sede en el sector 9 de Caña de Azúcar para la autopsia de ley. A través de las declaraciones de los familiares y comparación fotográfica, se identificaran, según lo indicado a los periodistas.

Al sitio se presentó el comisario general Daniel Álvarez, director regional de la Delegación Aragua y el coordinador regional de la Policía Nacional Bolivariana e igualmente los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales, quienes prestaron el apoyo en materia de seguridad, mientras que los sabuesos realizaban el levantamiento de los cadáveres.

SE SEPARARON 

Se dijo que “El Catire” formó parte de la banda de “Los Chevrolet”, liderada por un sujeto conocido con el remoquete de “El Goyo Chevrolet”, quien lleva ya varios años privado de libertad. Este sujeto fue aprehendido por comisiones de la DIEP en un tramo de la calle Ayacucho.

La agrupación aparece vinculada en una ola de secuestro, extorsión, cobro de vacunas, homicidios, desplazamiento de dueños de granjas avícolas, de ganaderos, robo y hurto de vehículos y otros casos.

La avaricia, los lujos y el verse además rodeado de mujeres explotadas, conllevaron a “El Catire”, mano derecha de “El Goyo Chevrolet”, a desvincularse de esa organización criminal y formar un nuevo grupo, se dijo a los periodistas.

Se llevó a sus secuaces y conformó su banda conocida con el remoquete de “El Catire”. Operaba en las montañas de Malpica del Toro en Villa de Cura. Luego inició sus fechorías en varios sectores de Villa de Cura con el cobro de vacunas y asaltando camiones en la carretera nacional de La Villa San Juan de los Morros.  Le restó fuerza a “Los Chevrolet”.

Incluso, “El Catire” y su gente asaltaron un camión cargado de mercancía entre La Villa y Cagua, el cual era escoltado por un coronel. Durante ese hecho el oficial resultó muerto en horas de la madrugada. Este hecho ocurrió hace unos meses atrás.

También cometió muchos crímenes y reciente tuvo un fuerte enfrentamiento con unos sujetos y una bala pérdida traspasó una lámina de cinc y mató a un joven mientras dormía en su cuarto en Los Tanques.

Ante esos actos sangrientos y la forma despiadada como actuaba ante sus víctimas, “El Goyo Chevrolet”, al ver que su territorio ya estaba pasando a manos de su archienemigo, giró instrucciones a su gente y planificó un encuentro sangriento de presunta amistad con “El Catire”.

Los integrantes de “El Chevrolet” le tendieron una emboscada en Malpica del Toro y en un descuido sus enemigos, los antisociales los ejecutaron a tiros. Todos ellos cayeron muertos tras recibir múltiples disparos.

Para desorientar a los investigadores del Cicpc e igualmente a las Fuerzas de Acciones Especiales, los homicidas le robaron las ametralladoras, pistolas, revólveres y municiones de distintos calibres de la banda enemiga, todo un arsenal, así como los vehículos.

   A medio vestir estaban los cuerpos y algunos parcialmente quemados                                  Foto: Rafael Salguero

LA NOCHE DEL MIÉRCOLES

Para que el Cicpc no subiera a las montañas y se confundieran, los asesinos montaron los cadáveres en los vehículos de sus enemigos y se dirigieron en la noche del miércoles a la Zona Industrial de Los Tanques, específicamente en un sitio donde se ubica el botadero de basura.

Eso ocurrió a las 9:00 PM. Incluso se dijo que los homicidas prendieron echarle candela y ayer en la mañana, cuando los recolectores de basura se trasladaron al bote a recoger desperdicios que son vendidos como chatarras, se encontraron con una escena desgarradora.

Ante ese panorama desconsolador, los ciudadanos se trasladaron a la sede del Cicpc, en donde dieron parte de la novedad e igualmente a los funcionarios de las FAES, quienes acudieron al sitio a reforzar la seguridad mientras que los sabuesos efectuaban su trabajo.

Como se trató de un sitio de liberación, los investigadores esperaron por la presencia del comisario Daniel Álvarez, jefe de la Delegación Aragua, y luego de la inspección del suceso, se procedió a levantar los cuerpos para el traslado a la Morgue de Caña de Azúcar.

INSPECCIONAR A MALPICA DEL TORO

Asimismo se dijo de manera extraoficial que los funcionarios de la Base de Homicidios de Villa de Cura se trasladarán en el transcurso de las próximas horas a Malpica del Toro para iniciar las investigaciones y proceder a la recolección de evidencias.

Se espera que pronto comparezcan los familiares de los nueve muertos a la sede policial en La Villa para las declaraciones de rigor y luego a la Morgue de Caña de Azúcar a retirar los cuerpos para su cristiana sepultura. El móvil del múltiple homicidio se inclina a rivalidades entre bandas y el control de las zonas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...