Presidente de Brasil se hace selfies con una multitud de ciudadanos sin tapaboca

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se ha hecho “selfies” con sus seguidores y ha celebrado que miles de manifestantes se congregaran en las ciudades más importantes de Brasil este domingo. Esto ocurre días después de que él mismo suspendiera las marchas debido a la expansión del coronavirus.

Loading...

Bolsonaro ignoró el consejo de los médicos que sugerían que permanecería aislado después de que varios miembros de su delegación que viajaron junto a él a Florida dieron positivo recientemente por el virus. El presidente dio negativo por el virus, al igual que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, tras la reunión que ambos mantuvieron.

El periódico “O Estado de Sao Paulo” ha informado hoy que otro miembro del séquito que acompañó a Bolsonaro a Florida ha dado positivo en la prueba de coronavirus, citando fuentes que dijeron que el asesor de prensa Samy Liberman había contraído la enfermedad.

Bolsonaro bajó por la rampa del palacio presidencial en Brasilia con una camiseta de fútbol brasileña y se encontró con una multitud de manifestantes en la puerta, donde golpeó los puños, cogió móviles para hacerse fotos y se hizo “selfies”.

En la transmisión de vídeo desde su cuenta oficial de Facebook, Bolsonaro dijo que “no tenía precio” ver tantas manifestaciones a favor de su agenda, minimizando las advertencias que lanzó él mismo el jueves.

“Aunque sugerí (un aplazamiento), no puedo ordenar nada porque esta protesta no es mía”, dijo Bolsonaro. “Con todo en contra de ellos, la prensa, el virus, las recomendaciones, la gente salió a la calle”.

Insistió en que las manifestaciones mostraron apoyo a su agenda y no ataques contra ningún adversario en particular. Dejando de lado las preocupaciones de salud pública, muchos han advertido a Bolsonaro que no aliente estas protestas con proclamas contra las instituciones democráticas como el Congreso y el Tribunal Supremo.

Además de Brasilia, también hubo manifestaciones en Sao Paulo, Río de Janeiro y Belem.

“Soy un patriota brasileño y quiero que se limpie este país. Ningún coronavirus me impedirá defender a Brasil contra los delincuentes en el Congreso”, dijo Claudia Santos, una manifestante en la playa de Copacabana en Río.

Loading...