Descubre lo que pasa con tu cerebro cuando tienes orgasmos

1840

Como sabrás, los orgasmos son para muchos, el punto más alto de satisfacción de todo ser humano, y aunque al pensar en él nos remitimos a las sensaciones corporales que experimentamos durante el clímax, el cerebro tiene mucho que ver con el placer que sentimos al experimentar esto.

Loading...

Durante cada una de las fases de los orgasmos: Excitación, meseta, orgasmo o clímax y resolución, varias áreas y estructuras cerebrales se activan con estimulos nerviosos que afectan la zona de nuestro genitales. Estimulando estas regiones, comienzan a producirse en nuestro cuerpo la tan ansiada dopamina, la hormona responsable del placer.

El circuito cerebral del placer

Esto se conoce como circuito mesocórticolímbico, y está compuesto por un grupo de regiones cerebrales encargadas de producir altos niveles de dopamina, una hormana que eleva los niveles de placer de nuestro cuerpo.

La masturbación o el coito, activan este circuito cerebral del placer de manera que el cerebro responde asociando los estímulos que despiertan nuestro deseo sexual con cada una de las sensaciones satisfactorias que sentimos en el momento.

Esto produce que si en algún momento nos encontramos en una situación similar que emule una situación sexual de alguna manera en nuestro cuerpo, el circuito cerebral del placer se active nuevamente.

El cerebro y el orgasmo

En el caso de las mujeres, todo se inicia cuando los estímulos nerviosos de los genitales femeninos se activan. Teniendo en cuenta que el clítoris tiene una parte externa (el glande) con 8 mil terminaciones nerviosas y una parte interna (los cuerpos cavernosos y los bulbos vestibulares) con 15 mil más, no es de extrañar que las sensaciones placenteras y orgásmicas en las mujeres puedan alcanzar más intensidad.

Una vez que algunas de las 23 mil terminaciones nerviosas del clítoris comienzan a activarse, se envía esta información hasta llegar al cerebro.

Para que esto ocurra, es necesario que tres nervios realicen su respectiva labor: el hipogástrico se encarga de enviar señales nerviosas desde el útero; el pudendo genera señales nerviosas que se originan en el clítoris; y por último, el vago transmite señales nerviosas desde el cuello del útero (cérvix), el útero y la vagina.

Por otro lado, las estructuras cerebrales del cerebro que también se activan son las siguientes: la amígdala (regula las emociones), el núcleo accumbens (libera la dopamina), el cerebelo (controla las funciones musculares) y la glándula pituitaria (libera endorfinas y oxitocina).

Loading...