Ribenses con las manos en la cabeza con precios de la carne

133

Con los nuevos precios de la carne y el pollo en el municipio José Félix Ribas, seguirá disminuyendo la ingesta de proteínas de los habitantes, pues quien dependa de un salario mínimo no podrá comprar estos productos alimenticios tan importantes en la mesa de los núcleos familiares.

En este sentido, los ciudadanos comentaron que los costos están de espanto, pues la carne en la mayoría de los establecimientos se encuentra entre los 235 mil y 350 mil bolívares, dependiendo de la carnicería donde la oferten. Mientras que un kilo de pollo se cotiza entre 120 mil 500 y 150 mil 900 bolívares.

Ante este panorama, los carniceros se protegen señalando que sus distribuidores les aumentan los precios de las reses hasta dos veces en un solo día. Además, tienen que pagar personal con nuevo aumento, impuestos y servicios. Aceptan que el número de clientes no es igual que a mediados de año, pero no pueden hacer nada para remediarlo.

Luis Gouveia, encargado de una carnicería en la avenida Rivas Dávila, señaló que la mayoría de la gente está comprando la carne y el pollo a razón en muy pocas cantidades, lo que representa gran pérdida para los negocios. “Las personas no están comprando mucha carne y el pollo se los llevan de a poquito. Prefieren gastar en otras cosas que resuelvan antes de los productos cárnicos”, mencionó.

Con respecto al tema, el comentario generalizado entre los ciudadanos, es que ya no se podrá comer nada, con estos altos precios de los productos alimenticios. Las consecuencias será mayor desnutrición entre la población y más gente hurgando en la basura.
“La carne y el pollo están demasiado caros. Yo por mi parte he dejado de comerlos desde hace como tres meses, porque el dinero no me da la base. Y ahorita con el aumento de sueldo, dudo mucho que me alcance. De verdad ya no provoca ni visitar las carnicerías, uno pasa con miedo”, puntualizó Luis Humberto Córdova.

Verónica Mendoza aseveró que los costos de todas las proteínas, no sólo la carne y el pollo, les parecían inconcebibles. Esto sin contar que el precio que mantienen todo este tipo de productos está anclado al precio de las divisas extranjeras y por ende suben cada vez que pueden. “Todo se rige por el dólar, pero deben estar claros que nuestro sueldo es en bolívares y guiándonos por el verde no nos va a alcanzar para comer”, exclamó. 

Por su parte, Miriam Loreto enfatizó, “exagerado lo que tenemos que pagar por un poquitito de carne, el sueldo no nos da ni para comprarnos un cartón de huevo, imagínate la carne. Yo no sé hasta cuándo tanto ensañamiento contra el pueblo y las autoridades no hacen nada”.

Finalmente, los residentes no pierden la esperanza de que en los próximos días se registre una paralización de los costos y por ende el sueldo que se gana actualmente pueda solucionar un poco la situación alimentici.

 

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...