Hallaron cinco cadáveres en una camioneta abandona

452

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, mediante labores de patrullaje y atendiendo denuncia sobre una camioneta abandonada en un sector del 23 de Enero, localizaron cinco cadáveres dentro de la unidad.

En la gráfica se observa el vehículo en cuyo interior se localizaron los cadáveres
En la gráfica se observa el vehículo en cuyo interior se localizaron los cadáveres

Se trata de una camioneta Toyota, modelo Fortuner, en cuyo interior se ubicaron cuatro cuerpos masculinos y uno de una mujer, se informó a través de fuentes vinculadas a las investigaciones del caso.

El hallazgo ocurrió en una zona del 23 de Enero, conocida como El Cementerio en Caracas, y las víctimas de ese dantesco hecho quedaron identificadas como Enderson Vázquez, de acuerdo a las evidencias localizadas entre su vestimenta.

Heycker Vázquez, hermano de Enderson; Henderson Meléndez y Ronald Gamboa, este último ex funcionario de la Policía de Sucre y el inspector Fernando Piñeiro, funcionario activo del Sebin.

También se ubicó el cadáver de una mujer, identificada como Lizmeury del Valle González, de 20 años de edad. De acuerdo a las investigaciones preliminares, la joven era pareja sentimental de Piñeiro.

Todo apunta que los ciudadanos pertenecían presuntamente al grupo de Colectivos Tres Raíces y supuestamente fueron atacados a tiros por otro colectivo en la redoma del 37 en Enero.

Se dijo que Vázquez había amenazado de muerte a un sujeto del colectivo atacante por el control de la distribución de alimentos subsidiados por el Gobierno nacional.

Como existía esa adversidad, el bando contrario se trasladó hasta donde estaban reunidas las cinco personas, planificando la entrega de las bolsas y cajas; suscitándose luego un fuerte enfrentamiento, donde Los Colectivos Tres Raíces sufrieron cinco bajas en tales circunstancias.

Ante la presencia de propios y extraños, los sospechosos montaron los cinco cuerpos y se los llevaron con rumbo desconocidos. Horas más tarde los cuerpos fueron abandonados en el Cementerio. Ahora el caso está bajo averiguación y ya se tienen pistas certeras de los atacantes.

Los cadáveres los trasladados hasta la Morgue de Bello Monte para la autopsia de ley. Los familiares comparecieron a ese recinto a retirar los cuerpos para su cristiana sepultura. El caso está en manos de la División Nacional de Homicidios del Cicpc.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...