Quemó con gasolina a su ex y su compañero sentimental

Un episodio de drama pasional y criminalidad se registró en la población de Villa de Cura del municipio Ezequiel Zamora del estado Aragua, cuando un sujeto plenamente identificado, en medio de una crisis de celos y agobiado por el tormento, quemó con gasolina a su excompañera sentimental y su actual marido.

Loading...
En ruinas quedó la vivienda de la pareja Parra Díaz villa de cura
En ruinas quedó la vivienda de la pareja Parra Díaz

El hecho como tal causó consternación y repudio entre los vecinos de la comunidad Elvis Amoroso, sector ubicado en la carretera nacional que comunica entre San Francisco de Asís y Villa de Cura, específicamente a un costado de Serviquim, en Los Tanques.

Las víctimas de ese acto sangriento quedaron identificadas como Héctor Jesús Parra, de 32 años de edad, colector de la empresa de Transporte Unidos Magdalena-Maracay, su mujer Naileth Díaz, de 20 años de edad, madre de un niño de cuatro años y de oficio trabajadora informal en el llenadero de gas.

De acuerdo a la información conocida de boca de los vecinos del sector Elvis Amoroso, Díaz había terminado su relación con el anterior marido, tenía cinco meses de estar viviendo en concubinato con otra persona.

La joven quiso hacer su vida sentimental con el trabajador del volante y se instaló en un ranchito de la referida comunidad. Su intención era la de formar una familia con Héctor Jesús. Sin embargo, el presunto homicida, identificado como Edicson Hernández, conocido con el remoquete de "El Bebe", no aceptaba bajo ningún concepto que su ex mujer estuviera compartiendo su vida con otro hombre y en más de una ocasión la había amenazado de muerte.

Edicson Hernández, alias "El Bebe", autor del doble homicidio villa de cura
Edicson Hernández, alias "El Bebe", autor del doble homicidio

Se acercaba a la humilde residencia de su exmujer, y en medio de reclamos, reproches e insultos, la golpeaba con cualquier objeto que tuviera en las manos. Quería a la joven como un objeto de su propiedad y abusar de ella como le viniera en ganas.

No obstante, la mujer se quedaba callada, y lamentablemente no denunció esos actos de violencia en la Fiscalía de familia ni mucho menos en los cuerpos policiales. Se mantenía sumisa, permitiendo así que le violentaran sus principios como ser humano.

En medio de las agresiones, la mujer le respondía al celópata que ya no quería seguir a su lado y que la dejara tranquila junto a Héctor, quien si la valoraba como persona, según la información aportada a los periodistas de este medio de comunicación social.

VIAJE A TIERRA BLANCA

Nailett Díaz, joven muerta a manos de su ex
Nailett Díaz, joven muerta a manos de su ex

El amor entre Naileth Díaz y Héctor Jesús Parra era tan grande, que se comprometieron a construir un mundo como pareja. Siempre andaban juntos para todos lados y el jueves 2 de enero, ambos ciudadanos se trasladaron al balneario de Tierra Blanca a darse el primer chapuzón del año en esa zona balnearia.

Contaron los residentes que ese día compartieron y celebraron por todo lo alto la llegada del Año Nuevo, incluso tomaron licor. Ya en la tardecita, la pareja regresó a la vivienda y como estaban cansados, se acostaron a dormir tranquilamente.

Sin embargo, "El Bebe", en medio del drama de celos, planificó un macabro acto de criminalidad y se trasladó a una estación de servicios, donde compró varios litros de gasolina.

Cuando promediaban la 1:00 de la madrugada del viernes pasado, Edicson Hernández ingresó a la casa por la parte posterior y encontró a su ex, durmiendo entre los brazos de su pareja.
Seguidamente, cegado por los celos, el delincuente roció de gasolina a Naileth, mientras que el trabajador del volante salió corriendo hacia el patio buscando protección.

Seguidamente le arrojó un fósforo prendido al cuerpo de su examada e inmediatamente las llamas lo cubrieron. Al ver aquella escena dramática, el colector empezó a pedir ayuda de los residentes, y sin pensarlo dos veces se dirigió hacia donde estaba su mujer para defenderla del desquiciado.

Héctor Jesús Parra, colector, muerto por quemaduras
Héctor Jesús Parra, colector, muerto por quemaduras

No obstante, Hernández hizo lo propio contra su enemigo, rociándolo de combustible. El fuego causó graves lesiones a la pareja, y en un carro particular, los quemados fueron trasladados al Hospital Doctor Rangel, en Villa de Cura.

Allí le expresaron a los residentes que en ese centro asistencial no había medicinas ni mucho menos contaban con un área especial para quemados, ordenando referirlos de urgencia al HCM.

MURIERON HORAS DESPUÉS

En efecto, los heridos fueron trasladados horas más tarde al nosocomio maracayero, en donde recibieron los primeros tratamientos. Pese a la asistencia recibida, los facultativos tratantes le expresaron a los dolientes que ambos ciudadanos podrían seguir viviendo, si Dios concedía un milagro. Se trataba de quemaduras muy graves.

Y en la tarde del jueves, Héctor Parra dejó de existir, mientras que su compañera falleció ayer a las 10:00 de la mañana. Los cadáveres fueron trasladados a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley, dijeron a los reporteros.

CICPC TRAS LOS PASOS DEL HOMICIDA

Luego del suceso, el sospechoso se dio a la fuga con rumbo desconocido, y al parecer, se trata de un individuo sumamente peligroso, vinculado en varios delitos y distribución de droga.

Se dijo que los familiares viven cerca de la escena del crimen, y se sospecha que lo tienen oculto en algún sector de Villa de Cura. Por su parte, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscrito a la Base de Homicidios, se trasladó al sitio iniciando las averiguaciones de rigor.

Una comisión de criminalística se trasladó la mañana de ayer a la comunidad Elvis Amoroso, colectando elementos de prueba que serán analizados en los laboratorios.

Los sabuesos, siguiendo las instrucciones del comisario Edgard Hernández, jefe de Homicidios, practicaban ayer varios allanamientos en sitios precisos del municipio Zamora. La comunidad hace lo propio para ubicar su paradero. El caso se mantiene latente.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...