“Detectar a tiempo patologías tiroideas con ecografía puede salvar tu vida”

En el mundo de la medicina, es sumamente importante chequearse a tiempo, y en el caso de las patologías tiroideas, es fundamental, para mantener la calidad de vida en los individuos.

Loading...

La ecografía es el examen de imágenes con mejor relación costo-beneficio para estudiar la tiroide. Se recomienda solicitar ecografía tiroidea en pacientes con sospecha de bocio, nódulos palpables, antecedentes familiar de cáncer de tiroides antecedentes por irradiación cervical en la infancia, entre otros. Características con sospechosas de malignidad: nódulos sólidos y quísticos.

La ecografía es fundamental en: la detección  precoz y tardía patología tiroidea, de igual forma   es un método que se utiliza para la guía en la toma de biopsia, procedimiento denominado (PAAF), punción aspiración con aguja fina, como apoyo en la obtención de muestras para estudio citopatológico, estadificación preoperatoria; de igual forma se utiliza para seguimiento post operatorio, esto es seguimiento post operatorio, recidivas cervicales, La ecografía es útil en el diagnóstico y monitorización de enfermedades tiroideas benignas difusas y nodulares y como apoyo a tratamientos mínimamente invasivos.

 

El doctor Francisco García, Egresado de la Universidad de Carabobo; Cirujano General, nos explicó ampliamente sobre en qué consiste el ultrasonido de tiroides, cuáles son algunos de los usos comunes de éste procedimiento y la importancia de que sea detectado a tiempo las patologías que conciernen a dicho órgano.

1. ¿En qué consiste el ultrasonido de tiroides?

El doctor García nos expuso, que el ultrasonido es un examen médico no invasivo, seguro e indoloro, que ayudan a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones médicas. El ultrasonido produce imágenes del interior del organismo usando ondas de sonido. Estas imágenes por ultrasonido también son conocidas como exploración por ultrasonido o ecografía, y utiliza una pequeña sonda denominada transductor lineal y un gel que se coloca directamente sobre la piel. Las ondas sonoras de alta frecuencia viajan desde la sonda a través del gel y hacia adentro del cuerpo. La sonda recoge los sonidos que rebotan y una computadora utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen. Los exámenes por ultrasonido no utilizan radiación (como la que se usa en los rayos X), debido a que las imágenes se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo. También pueden mostrar la sangre fluyendo por los vasos sanguíneos.

El ultrasonido de tiroides produce imágenes de la glándula tiroides y estructuras adyacentes en el cuello. La glándula tiroides se ubica en la parte anterior del cuello, justo por encima del hueso de la clavícula, y tiene forma de mariposa, con un lóbulo derecho e izquierdo; conectados por una banda estrecha de tejido llamada istmo.

El doctor García también expresó que  La glándula tiroides produce la hormona tiroidea que ayuda a regular una variedad de funciones corporales, incluyendo la velocidad de latido de su corazón.

Es muy común que en las tiroides se desarrollen áreas irregulares o nódulos que pueden, o no, ser evidentes en la superficie de la piel. Aproximadamente entre el 5% al 10% de los adultos tienen bultos y el médico puede identificar en un examen. Estos son denominados nódulos palpables. El ultrasonido es muy sensible y detecta muchos nódulos que no pueden ser palpados. De hecho; en ciertos grupos etarios, se pueden observar nódulos por ultrasonido hasta en un 70 % de los adultos. La gran mayoría de estos nódulos son lesiones  benignas del tejido tiroideo que no representan un riesgo a la salud, mientras que una minoría de estos nódulos, son realmente tumores de la tiroides y podrían requerir de un diagnóstico más exhaustivo o tratamiento.

2. ¿Cuáles son algunos de los usos comunes de este procedimiento?

García indicó que por lo general, el ultrasonido de la tiroides se usa:

Para determinar si un bulto en el cuello se origina en la tiroides o alguna estructura adyacente.
Para analizar la apariencia de los nódulos en la tiroides y así determinar si son uno de los nódulos benignos más comunes o si el nódulo tienen características que requieren de una biopsia. Si se requiere una biopsia, la aspiración con aguja fina guiada por ultrasonido puede ayudar a mejorar la precisión de la biopsia.
Para buscar nódulos adicionales en pacientes con uno o más nódulos palpados en un examen físico.
Para ver si un nódulo de la tiroides ha crecido substancialmente a lo largo del tiempo.
Dado que el ultrasonido proporciona imágenes en tiempo real, afirma el doctor García que  los médicos lo pueden utilizar para guiar procedimientos tales como la biopsia por aspiración. “Las biopsias utilizan agujas para extraer muestras de tejidos para su análisis de laboratorio. El ultrasonido también se puede utilizar para guiar la inserción de un catéter u otro dispositivo de drenaje. Esto ayuda a garantizar una colocación segura y precisa”, indicó el especialista en cirugía general.

3. ¿Cómo debo prepararme?

En más de una ocasión, los pacientes que deben o desean practicar este tipo de procedimiento usualmente preguntan sobre cómo deben prepararse para éste tipo de examen, es por ello que los médicos recomiendan que usen prendas cómodas y sueltas. Quizá tenga que quitarse toda la vestimenta y las joyas de la zona a examinar¸ inclusive; es posible que le pidan que use una bata durante el procedimiento, pro solo hasta allí, ya que no requiere alguna preparación adicional.

Asimismo, el doctor Francisco García manifestó, que en el caso de realizarse un ultrasonido a niños, deben tomar en cuenta que son muy sensibles al movimiento y un niño activo o llorando enlentecerá el proceso de examinación; es por ello que recomienda para asegurar una experiencia agradable, que le expliquen el procedimiento al niño antes del examen.

Últimas acotaciones

Francisco García, Especialista en Cirugía General, para finalizar la entrevista, dio unos tips informativo que también son de utilidad y estos son los siguientes:

· Por lo general, este examen de ultrasonido se finaliza en 30 minutos.

·Durante el examen, podría ser necesario que usted tenga que extender su cuello, para ayudar al ecografista (tecnólogo) a explorar su tiroides con ultrasonido. Si usted sufre de dolor en el cuello, coménteselo al tecnólogo, de manera que lo puedan ayudar a ubicarse en una posición cómoda para el examen.

·  Al final del examen es posible que le pidan que se vista y que espere unos pocos minutos mientras se revisan las imágenes obtenidas por ultrasonido.

·  Luego de someterse a un examinación por ultrasonido, debería poder retomar sus actividades normales inmediatamente.

 

 

Nota de Prensa

 

 

 

Loading...