Minoritarios EXIGEN presidencia de la Asamblea

“Este año le corresponde asumir a las minorías”. Esas palabras del diputado opositor Adolfo Superlano, las pronunció en los jardines del Palacio Federal Legislativo la semana pasada cuando los periodistas lo abordaron por la “trama de corrupción” en la que supuestamente está envuelto junto a otros 10 parlamentarios.

Loading...

Pero Superlano no es el único que ha reclamado el cumplimiento del acuerdo suscrito por los partidos de oposición en el año 2015 para rotarse la presidencia de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. También el diputado Richard Blanco, de la fracción 16 de Julio (16-J) publicó en su cuenta Instagram hace dos días el texto del llamado acuerdo de gobernabilidad acompañado del siguiente comentario: “La palabra se respeta! Ya veremos”. Después de la frase, Blanco dejó unas líneas de puntos suspensivos seguidos de un promontorio de cuadritos.

Y hay otros reclamantes del acuerdo de gobernabilidad, están los diputados rebelados contra Juan Guaidó, como por ejemplo José Antonio España, (ex MAS, ex Cambiemos) y José Brito (PJ). España anunció que no votaría por la reelección de Guaidó.

Mientras que Brito, también señalado en presuntos hechos de corrupción, anunció que dentro del parlamento “hay una rebelión contra Juan Gerardo Guaidó Marques”. El diputado anzoatiguense retó a Guaidó a someterse a una investigación y adelantó que suman 70 los parlamentarios firmantes de una carta donde rechazan la gestión del actual jefe de la AN.

Pero antes de que reventara el escándalo de corrupción con los 11 diputados opositores, la mayoría en la AN acordó el pasado 17 de septiembre ratificar a Guaidó como presidente de ese órgano del Poder Legislativo para el año 2020, aun cuando el Acuerdo de Gobernabilidad establece que ese último periodo le corresponde presidir la AN a un diputado designado por los grupos minoritarios. La letra de ese pacto dice que la primera vicepresidencia le tocaría a Primero Justicia y la segunda a Voluntad Popular.

Actualmente en la AN hacen vida aproximadamente 20 organizaciones políticas minoritarias; a saber: Fracción 16 de Julio (Vente Venezuela, Convergencia, Alianza Bravo Pueblo, Gente Emergente, Democracia, Sociedad y Desarrollo); Cambiemos, Avanzada Progresista, Soluciones para Venezuela, entre otras.

El quiebre
La decisión del pasado 17 de septiembre de prorrogar el mandato de Guaidó al frente de la AN, estrangula el llamado acuerdo de gobernabilidad. En respeto a ese pacto, AD fue el primer partido en asumir la presidencia de la AN con el diputado Henry Ramos. Después le siguieron Julio Borges (PJ-2017), Omar Barboza (UNT-2018) y Guaidó (VP-2019).

Precisamente durante el periodo de Guaidó, éste se autojuramentó el pasado 23 de enero como “presidente encargado” de Venezuela, acción que tomó por sorpresa a varios factores de oposición, según declaró en su momento el diputado Edgar Zambrano (AD). La autojuramentación no fue hecha dentro de la AN, sino en una calle del municipio Chacao al concluir una marcha. A las pocas horas de ese evento, el presidente Donalp Trump manifestó su respaldó al “presidente interino”.

Una nueva dimensión de ese respaldo irrestricto por parte de Estados Unidos, se ha observado en las últimas horas. Por ejemplo, el pasado viernes, Michael Kozak, secretario adjunto interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU, declaró que apoyaran “a cualquiera que tenga ese cargo”, aludiendo a la presidencia de la AN cuya elección será el 5 de Enero.

Las declaraciones del vocero de la Casa Blanca se producen tres días después de destaparse la “trama de corrupción” que implica a diputados de VP, el partido de Guaidó, entre otras organizaciones. Una declaración similar formuló el senador Marcos Rubio, quien dijo que “vamos a respetar la decisión que hagan a través del voto”. Rubio, quien ha estado impulsando el derrocamiento de Nicolás Maduro, se confesó admirador de Guaidó, pero aclaró que la “decisión de quién va a ser su líder (en la AN), basado en los votos, es una decisión democrática”.

Desde la Bancada de la Patria recordaron que la AN prosigue en desacato y sus acciones son nulas. Pero dijeron tener conocimiento que hay 15 diputados opositores ya listos para votar contra la reelección de Guaidó el 5-E. “Murió políticamente; ya es la nada”, declaró la diputada Nosliw Rodríguez (Psuv-Cojedes).

LA ARREMETIDA

El diputado opositor, Luis Parra, a la Asamblea Nacional en desacato por el estado Yaracuy de Primero Justicia, arremetió contra el autoproclamado “presidente” Juan Guaidó, según la agencia AVN. “La presidencia de Guaidó es producto de un gobierno parlamentario. Ningún elector votó para que él fuese presidente”, declaró Parra.

 

ÚltimasNoticias

Loading...