Falleció oficial de la Policía al estrellarse contra un objeto fijo

482

Un funcionario de la Policía de Aragua, adscrito al Centro de Coordinación del municipio José Félix Ribas, con sede en el sector Las Mercedes, en La Victoria pereció en un accidente automovilístico ocurrido en horas de la madrugada de este viernes, informaron familiares y amigos que se apersonaron a la Morgue de Caña de Azúcar.

Sitio donde ocurrió el accidente en la madrugada de ayer en La Victoria

La víctima del siniestro vial respondía al nombre de Pablo César González Andrade, de 43 años de edad, padre de cuatro hijos y residenciado en la urbanización La Maracaya, en Maracay del municipio Girardot.

Se dijo que el siniestro automovilístico ocurrió a las 4:20 minutos de la mañana de este viernes en la avenida Intercomunal La Mora, a la altura del sector El Piccolo en La Victoria.

Se informó que el gendarme se encontraba presente en la fiesta de fin de año que estaban celebrando sus compañeros de armas y familiares en un sector del municipio Ribas.

Al promediar las 4:00 de la madrugada, González se dirigió a la sede del comando en Las Mercedes, en donde entregaría su guardia para luego trasladarse a Maracay, con la finalidad de reencontrarse con sus seres queridos y descansar del ajetreo diario.

Se desplazó en una moto de la Policía de Aragua Suzuki, placas 41649D, de color rojo y de pronto, cuando se dirigía al puesto de mando, perdió el control de la unidad y se estrelló contra una brocal, un árbol y posteriormente contra un poste de alumbrado público.

Pablo César González Andrade, muerto

Su muerte se produjo en seco a causa de múltiples lesiones y fracturas en varias partes del cuerpo. No hubo chance de trasladarlo a un centro asistencial del municipio Ribas, donde le prestaran los primeros auxilios médicos, informaron fuentes consultadas.

Se sospecha que Pablo González se habría quedado dormido y eso ocasionó la tragedia, la cual está en proceso de investigación de parte de los funcionarios de la División de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Bolivariana. El cadáver fue trasladado al Servicio de Medicina y Ciencias Forenses, con sede en Caña de Azúcar.

Vale precisar además que el oficial trabajó para el cuerpo policial por espacio de 18 años de edad, y durante sus responsabilidades cumplió una acertada labor e incluso ocupó varios cargos, bajo las doctrinas del director general de la Policía de Aragua. Era una persona muy responsable de sus actos, informaron sus seres queridos que estuvieron presentes en la mañana de ayer en la Morgue de Caña de Azúcar.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...