De una puñalada en el corazón mataron a un padre de familia

285

Como Ramón Pacheco Rangel, de 44 años de edad, identificaron en la medicatura forense de Bello Monte, a la persona que resultó muerta al recibir una certera puñalada en el corazón que además le perforó un pulmón. El suceso se registró en la redoma de la calle Zea, de la parroquia Coche, al sureste del municipio Coche, Distrito Capital.

Loading...

Familiares de la víctima indicaron que desconocían el móvil del hecho, aunque presumen que sostuvo una riña con un sujeto en el sector. A pesar de la gravedad de la herida, Ramón Pacheco pudo caminar varios metros hasta que se desplomó frente al colegio Gladys Vanega.

Como el herido residía en la calle Zea, les fueron a avisar a los familiares. Lo recogieron y trasladaron a un Centro de Diagnóstico Integral de la zona donde le prestaron los primeros auxilios, pero a los pocos minutos falleció. La víctima laboraba por su cuenta realizando trabajos de albañilería. Dejó tres hijos, todos mayores de edad. El homicida se encuentra en fuga y quedó solicitado por el Cicpc en todo el territorio nacional.

OTRO DE LAS FAES

Familiares de Jhon Jairo López Toro, de 30 años de edad, lograron identificarlo en la morgue de Bello Monte. El hombre murió de varios tiros cuando presuntamente se enfrentó a una comisión de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), de la Policía Nacional Bolivariana, en el suceso otros dos jóvenes también resultaron abatidos.

El hombre había salido de su casa el pasado 20 del presente mes, en Las Minas del municipio metropolitano Baruta, estado Miranda. La familia no tuvo más información de Jhon Jairo. Lo buscaron por centros de salud y dependencias policiales, hasta que un vecino le relató que vio cuando a la entrada del barrio Monterrey, Baruta, había una alcabala móvil de las FAES y se llevaron detenido y esposado al joven.

No fue sino hasta el pasado domingo cuando a los deudos les indicaron en el Cicpc que Jhon Jairo y otros dos jóvenes resultaron muertos cuando se enfrentaron a una comisión de la FAES en un sector del barrio El Estanque de la parroquia Coche, municipio Libertador.

Familiares no creyeron en la información policial por cuanto aseguraron que Jhon Jairo no tenía arma de fuego. Además que utilizaba muletas para caminar, por cuanto recientemente tuvo un accidente y resultó con quemaduras de tercer grado en la pierna derecha.

Admitieron los allegados a la víctima, que Jhon Jairo estuvo un año en prisión por cometer el delito de robo, hecho ocurrido hace 8 años. Actualmente laboraba como mototaxista. Dejó dos hijos de 9 y 12 años de edad.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo – Caracas

Loading...
Cacique