Todavía hay quienes desayunan fuera de casa

A pesar de los altos costos y el vaivén de precios a consecuencia de las subidas diaria del dólar, hay personas que se dan el gusto de “meterse una balita fría” en la calle en el desayuno, para así amortiguar el hambre mañanera.

Loading...
El desayuno en la calle todavía se vende en los locales
El desayuno en la calle todavía se vende en los locales

Incluso, algunos cagüenses se dan el lujo de desayunar en panaderías y loncherías de la ciudad. Unos lo hacen por falta de tiempo, otros porque salen tarde o apurados; lo cierto es que los comerciantes que se dedican a comercializar con comidas relativas al desayuno, destacan que siempre hay ventas y que el negocio sobrevive gracias a los comensales tempraneros.

Acerca del tema, Leonardo Relva señaló, “no hay una demanda como tal, por el tema de los precios, sin embargo, si hay gente que se come un pancito dulce con café, un cachito y juguito“.

Por otro lado, Jueysa López destacó, “muy poco desayuno en la calle, pero de vez en cuando uno sale de la rutina y se da un gustito en la calle; para comer o desayunar fuera de la casa hay que disponer al menos de 30 mil bolívares“.

De esta misma manera, Gilberto Silva añadió, “la economía está un poco lenta, sin embargo hay ventas, siempre alcanzan para algo las poquitas ganancias que deja el local; todavía hay gente que le gusta degustar de los tequeños para el desayuno“.

Por otra parte Yenifer Belisario destacó, “casi nunca desayuno en la calle, hoy salí apurada y no pude prepararle nada al niño y decidí comer por fuera, para poder desayunar en la calle una sola persona debe tener como 50 mil bolívares, mínimo“.

KARIANGEL PARABABI (pasante)| elsiglo

Loading...